Cine

Silencio, se rueda

 Padri, figlie, figli: ciak si gira   DCM-004
02 abril 2022

Armoniosa o conflictiva, tradicional o extendida, natural o elegida, la familia siempre ha inspirado el cine. A lo largo de los años ha utilizado todos sus recursos para analizar, exaltar, criticar o poner en el centro de atención el núcleo básico de la sociedad. Está la comedia negra, ciertamente muy negra, como la película de Mario Monicelli Parenti serpenti (1992) en la que hermanos y hermanas, hijos, sobrinos, tíos y cuñados desarrollan un plan diabólico común para deshacerse de padres ancianos necesitados de cuidado. Al cinismo del maestro toscano responde la poderosa elegía de El árbol de la vida (2011), la obra maestra de Terrence Malick que, con la ayuda de las estrellas Brad Pitt, Sean Penn y Jessica Chastain, intenta desvelar los secretos de la familia, ante todo donde el ser humano aprende los secretos del mundo y, en armonía con la Creación, recibe la impronta. Para Ettore Scola (La Famiglia,1987) los acontecimientos de un núcleo burgués romano, seguidos en el tiempo por nacimientos, muertes, matrimonios y amores perdidos, reflejan toda la historia italiana. Para Gabriele Muccino los lazos entre parientes son, en cambio, el origen de todo conflicto y la primera fuente de infelicidad: este amargo punto de vista se expresa en películas como Ricordati di me (2003) sobre el fracaso de una familia en medio de frustraciones, compromisos y traiciones, Padri e figlie (2015) dedicada a la maraña de sentimientos que une a una hija con su progenitor y la reciente serie de televisión A casa tutti bene centrada en la ruptura de una dinastía de restauradores divididos por la codicia, el rencor, los secretos atroces.

El director japonés Hirokazu Kore’eda redime el pesimismo del cineasta romano, que ha hecho de los lazos familiares el corazón palpitante de sus poéticas y premiadas películas partiendo de una convicción: hay familia donde hay amor, a pesar del ADN. En In Father and Son (2013) un hombre se entera de que su hijo fue intercambiado por otro recién nacido al nacer y debe elegir si acepta al heredero biológico o continúa criando al hijo que creía suyo. En Little Sister (2015) tres hermanas descubren al morir su padre que tienen una media hermana y la invitan a vivir con ellas. En Umi yorimo mada fukaku (Después de la tormenta) (2016) una familia rota acaba recomponiéndose y la protagonista de Manbiki Kazoku (Un asunto de familia; Somos una familia) (2018) actúa como padre de un niño abandonado. En la comedia de Paolo Genovese Una famiglia perfetta (2012) un hombre, para sentirse menos solo en Navidad, confía el papel de sus familiares a un grupo de actores. La familia es necesaria, nos recuerda el cine. Hasta la paradoja.

de Gloria Satta