Lecturas
Rosa Lupoli

Mujeres necesarias,
como Edith

En la foto Edith Bruck durante su segundo encuentro con el Papa
05 marzo 2022

Edith Bruck, El pan perdido,
 La Nave di Teseo, 2021

Desde los años de formación nos han enseñado a celebrar el día del diálogo judeocristiano, que ha concitado la atención de escritores, especialmente judíos, encargados de narran la historia de la Shoá. Esta vez tuve la oportunidad de leer este libro de 2021, finalista del Premio Strega, que, en su esencia y sin caer en escenas ya conocidas, ilustra un periodo de tiempo que llega hasta nuestros días. Me llama la atención la capacidad de esta mujer, Edith Bruck, judía húngara, de poder recuperarse después de tanto sufrimiento padecido en los campos de concentración, después de la ilusión perdida de la tierra prometida y de una vida completamente diferente. Una vida sin odio, pero con una fuerte determinación de testimoniar lo que sucedió cuando, aún hoy, el negacionismo parece volver con pujanza. Mujeres así, como Edith, son necesarias para nutrir la memoria colectiva y también la de quienes quieren evitar que el horror vuelva a repetirse.