Lecturas
Rosa Lupoli

Los salmos, la Palabra
que se hace oración

 I salmi, la Parola che si fa preghiera  DCM-003
05 marzo 2022

Maria Ignazia Angelini,
y Roberto Vignolo (comisarios),
  Perché ogni carne dia lode
 al Signore, Vita e Pensiero, 2020

Los salmos son una parte integral de nuestra jornada monástica. Con ellos aprendí a orar, pero sobre todo a dirigirme al verdadero Dios, el bíblico. Por eso, siempre he buscado cómo conocerlos mejor y familiarizarme más con ellos. En 2011 fui a Viboldone, por consejo de nuestra federación de capuchinos italianos, y conocí el estudio de los salmos que la comunidad benedictina bajo la guía que la Madre Angelini había emprendido. Eran encuentros públicos protagonizados por varios expertos. Con el tiempo logré recuperar los textos publicados (los cursos se realizaron hasta el 2019) y este año nos entregaron el último volumen que contiene comentarios de varios estudiosos sobre el cuarto y quinto libro de los salmos, desde el salmo 90 al 150. Son especialmente interesantes los comentarios de Lisa Cremaschi, monja de Bose y patróloga, sobre el salmo 103; o los de Lucia Vantini, teóloga de la CTI, sobre el salmo 139; y los del monje biblista Benoit Standaert sobre el salmo 143. Esta lectura desde varios puntos de vista enriqueció mi visión de la oración con los salmos que cada día entreteje mi historia de alianza con el Dios vivo.


Rosa Lupoli
es una religiosa capuchina de Nápoles, abadesa del monasterio de Santa María, en Jerusalén o conocido como Trentatrè, fundado por la beata Maria Lorenza Longo.