La audiencia general sobre la meditación

Presentes en cada página
del Evangelio

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg
28 abril 2021

«No estamos hechos para correr en continuación, poseemos una vida interior que no puede ser siempre pisoteada»: para hablar de meditación el Papa Francisco hizo referencia al «estrés cotidiano» y al «el vacío que se esparce por todos lados», sobre todo «en el voraz mundo occidental». Prosiguiendo las catequesis sobre la oración en la audiencia general del miércoles – todavía sin la presencia de fieles a causa del Covid-19 – el Pontífice se detuvo en el tema siempre actual de la práctica meditativa, difundida en «todas las religiones del mundo» y «también personas que no tienen una visión religiosa de la vida», para explicar que en el cristianismo para ser auténtica debe ser guiada por el Espíritu Santo y conducir a Jesús, porque – y esta es la consoladora certeza sugerida - «no hay página del Evangelio en la que no haya lugar para nosotros». Por tanto — aclaró — si «meditar es una dimensión humana necesaria», en el contesto cristiano «es una dimensión que no debe ser cancelada». Y también cuando una experiencia meditativa «dona la paz interior, o el dominio de nosotros mismos, o la lucidez sobre el camino que emprender», se trata solo de «efectos colaterales de la gracia de la oración cristiana que es el encuentro con Jesús». De aquí la exhortación conclusiva: «Tomamos el Evangelio, hacemos la meditación de esos misterios» en los que se habla de la vita de Cristo, porque «el Espíritu nos guía para estar presentes ahí».

La audiencia general