Más que mil palabras

La madre que ha perdonado a los asesinos de su hijo y el padre de Alan Kurdi

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg
08 marzo 2021

Una madre y un padre unidos por el más trágico de los destinos: la pérdida de un hijo. Una mujer y un hombre encontrados por el Papa Francisco en el último día del viaje a Irak, que se convirtieron en protagonistas de dos momentos de fuerte impacto simbólico: los abrazos silenciosos que se intercambiaron con el Pontífice tienen de hecho una fuerza consoladora que vale más que mil palabras. En Qaraqosh, fue Doha Sabah Abdallah, cuyo hijo fue asesinado por un disparo la mañana del 6 de agosto de 2014; en Erbil fue Abdullah Kurdi, padre del pequeño Alan, que naufragó con el hermano y la madre en la costa turca en septiembre del 2015, cuya imagen se convirtió en icono del drama de las migraciones.