· Ciudad del Vaticano ·

Las Ideas

Paternidad en curso

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg
04 diciembre 2021

Estamos llegando al final del Año especial dedicado a San José, a la Navidad y al ecuador del Año de la Familia Amoris Laetitia. En este momento concreto donde, por tradición y cultura destaca la figura de la madre, hemos pensado en dedicar este número a la figura del padre, a la paternidad de hoy, y, para ello, hemos contado con algunos hombres y padres que nos hablan de su paternidad, de lo que estudian y de lo que hacen, de su experiencia profesional y familiar. Nos hablan de cómo se sienten y de cómo son padres.

Desde hace años asistimos a una transformación de la figura paterna, en consonancia con el papel nuevo y distinto que ha asumido la mujer en la familia y en la sociedad y los nuevos caminos de la maternidad. La paternidad es provocada y cuestionada por las biotecnologías y por las múltiples reflexiones sobre la “desaparición” del padre. Pero esto no es necesariamente algo malo porque propicia un espacio para la reflexión, la investigación y una visión que inspira paternidades más conscientes, ni rígidas ni fluidas, sino vivas y vitales. De este modo, tenemos este singular número de Mujeres, Iglesia, Mundo escrito casi en su totalidad por hombres.

Lo abrimos con “el descubrimiento” de una hermosa pintura que permaneció desconocida durante siglos en una pequeña iglesia y que representa el taller de San José donde está la Sagrada Familia ocupada en sus actividades cotidianas. Claudio Strinati escribe: “El rostro de José inmerso en las sombras es claramente perceptible. Y así, resplandece el padre putativo de la tradición que supone la función paterna desligada del factor biológico primario que compete exclusivamente a la madre”.

Cerramos con una aportación de Andrea Monda, director del Osservatore Romano, que comparte las emociones vividas durante su reciente encuentro en los Museos Vaticanos con Tim Burton, un director brillante y un talento visionario que dedicó una película extraordinaria al tema de la función paterna. Monda recuerda haber visto esa película, Big Fish, en 2004 con su entonces hijo pequeño. Y que, al salir de la sala, lo que sintió fue “un poco de aeternitas”.

La responsabilidad y el privilegio de ser padres. (dcm)