· Ciudad del Vaticano ·

Fiestas litúrgicas

8 de septiembre: Natividad de María Teologías y culturas hoy sobre la madre de Cristo

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg
04 septiembre 2021

El 8 de septiembre es la fiesta litúrgica de la Natividad de la Santísima Virgen María. En los días de la festividad tendrá lugar en la Pontificia Academia Mariana Internationalis (Pami) de Roma, del 8 al 12 de septiembre, el 25º Congreso Mariológico Internacional. El tema es “María entre teologías y culturas hoy. Modelos, comunicaciones y perspectivas”. Académicos y especialistas en mariología de todo el mundo se encontrarán y compartirán reflexiones, investigaciones y estudios.

La literatura sobre la madre de Cristo es interminable. Una narración apasionada y valiente es el libro reciente de Simona Segoloni Ruta Carne di donna. Contar a María de Nazaret, editorial ITL.

Docente de teología sistemática en el Instituto Teológico de Asís donde imparte clases de eclesiología, mariología y teología trinitaria, casada, madre de cuatro hijos y creyente, Segoloni Ruta pone “la Escritura en el centro de todo”. También entra en el tema con su propia experiencia humana con la intención de “recuperar, en la estela de las teologías feministas y de las teologías desarrolladas en contextos de pobreza, el rostro concreto de María, su ser mujer, femenina, madre y esposa”.

La forma es narrativa. María habla en primera persona. “Hablo de ella a partir de los datos críticamente estudiados que tenemos, pero también de mi experiencia como creyente que cuestiona y ordena los datos según lo que el Espíritu que habita en la Iglesia y dispone para cada uno”, escribe Segoloni.

Para una mujer del siglo XXI, convertirse al Dios de Jesús “también implica darse cuenta de la opresión en la que el sistema (que Jesús no eligió ni se permitió) la mantiene y rebelarse contra él. Dios me quiere viva, en la totalidad de mi persona y mis capacidades. Mi ser mujer no me hace ni inferior, ni marginal, ni dedicada a algo específico elegido por otros en base a mis órganos genitales. Soy una hija de Dios enriquecida con los dones que Él ha querido darme y desde este punto de vista, así como no hay esclava ni libre, ni judía ni griega, no hay ni hombre ni mujer”. (DCM)