· Ciudad del Vaticano ·

La encíclica vista desde Jerusalén

Para hacer madurar una cultura de la paz

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg
13 agosto 2021
«Homo homini lupus», es decir «el hombre es un lobo para el hombre» se remonta a Plauto (Asinaria iii - ii a.C.). Es una idea que atraviesa la historia y es cíclicamente propuesta de nuevo por varios pensadores. En el siglo xvii fue el filósofo Thomas Hobbes (Leviatano, 1651) quien la retomó explicando que la naturaleza humana es fundamentalmente egoísta y hay una «guerra de todos contra todos» en cada ámbito social y económico. En tiempos más recientes, Samuel Phillips Huntington ha hablado de «choque de civilizaciones», sobre base cultural y religiosa. Para Francisco de Asís sin embargo la idea fundamental es otra, usando de nuevo el latín, podemos decir «homo homini frater», el hombre es un hermano para el ...

Este contenido está reservado para suscriptores

paywall-offer
Estimado lector:
el acceso a todas las ediciones de L’Osservatore Romano está reservado para los suscriptores.
Suscríbete antes del 30 de septiembre para aprovechar el precio promocional de 20 € anuales.