· Ciudad del Vaticano ·

El aceite y el perfume de la reconciliación postpandemia

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg
16 julio 2021
El Papa Francisco, en su mensaje en el Ángelus desde el Hospital Gemelli, comentando el texto del Evangelio del día expresó que: «narra que los discípulos de Jesús, enviados por Él, “ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban» (Mc 6,13) este “aceite» nos hace pensar también en el sacramento de la Unción de los enfermos, que da consuelo al espíritu y al cuerpo. Pero este “aceite» es también la escucha, la cercanía, la atención, la ternura de quien cuida a la persona enferma: es como una caricia que hace que nos sintamos mejor, que calma el dolor y anima. Todos nosotros, todos, necesitamos tarde o temprano, esta “unción», la cercanía y la ternura, y todos podemos dársela a alguien, con una ...

Este contenido está reservado para suscriptores

paywall-offer
Estimado lector:
el acceso a todas las ediciones de L’Osservatore Romano está reservado para los suscriptores.

Si se suscribe antes del 30 de Noviembre, podrá disfrutar del precio promocional de 20 euros anuales.