· Ciudad del Vaticano ·

Libros

Entre el convento
y el matrimonio

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg
03 julio 2021

“Preciosa” pero para nada ridícula, - parafraseando a Molière y la famosa comedia en la que se burla de los autodenominados intelectuales de su tiempo dotados de una vasta y profunda cultura y un pensamiento riguroso -, Gabrielle Suchon, - talentosa filósofa y ensayista de la Francia de la segunda mitad del siglo XVII -, reserva muchas sorpresas para quienes inviertan tiempo en la lectura atenta sus textos. Gracias a la pasión y la experiencia de Maria Pia Ghielmi, profesora de Teología Espiritual en la Facultad Teológica dell’Italia Settentrionale de Milán, ahora es posible leer los fragmentos de una obra ambiciosa y profunda, a veces iluminada por una tranquila ironía, en “Storie di libertà. Donne e fede nella Francia del Seicento”, Historias de libertad. Mujeres y fe en la Francia del siglo XVII.

Publicado originalmente en Lyon en 1693 bajo el seudónimo de Aristophile (que no revela si el autor era hombre o mujer), el Tratado de moral y política de Gabrielle Suchon tiene como objetivo mostrar a las mujeres, a las que está dedicado el ensayo, que es posible liberarse de la ignorancia y dialogar con los hombres al mismo nivel intelectual, sin complejos de inferioridad, utilizando el método filosófico tradicional y los conocimientos académicos universalmente reconocidos de la época. Una declaración de intenciones que recoge el prólogo de la obra: “No tuve otro cometido en todo este tratado que inspirar a las mujeres con sentimientos nobles y magnánimos a que puedan protegerse del constreñimiento servil, de la ignorancia estúpida y de una dependencia degradante. Lo podrán hacer fácilmente si siguen lo que les explico sobre cada uno de estos temas, sin necesidad de volverse contra los hombres o de sacudir el yugo de la obediencia como un día hicieron las Amazonas. Las mujeres de nuestro tiempo podrán imitarlas en la fuerza y ​​la generosidad cristianas que, aunque menos evidentes, no dejarán de ser más útiles y proficuas”. A través de la constante referencia a la Biblia y la tradición patrística, la autora insta a las lectoras a estudiar y a ayudarse unas a otras, eligiendo su propio estilo de vida.

Maria Pia Ghielmi escribe en la rica y bien documentada introducción al texto traducido del francés, en el libro “Sobre moralidad y política. Libertad, ciencia y autoridad a través de los ojos de una mujer”, publicado por Edizioni Paoline: “Una mujer consciente de sus propias capacidades y de su propia dignidad puede llevar una vida como pionera siguiendo una tercera vía alternativa al convento y al matrimonio; una soltería elegida conscientemente como la principal vía de acceso conocimiento e independencia de los modelos impuestos por la estructura social de la época, dedicándose enteramente a Dios y al estudio”. El pensamiento de Suchon no pudo liberarse de la marginalidad ni entonces ni hasta hace algunas décadas, a pesar de presentar una coherente argumentación, de su erudición filosófica y de una agudeza y de una profundidad de juicio que nada tienen que envidiar a otros reconocidos autores del siglo XVII. Aunque escribe cuando la controversia de la querelle des femmes estaba desapareciendo, Gabrielle demuestra que conoce a los autores de los que toma ejemplo y argumentos sin detenerse demasiado en las muestras de “galantería mundana” y adulación frívola.

“Esta mujer era extremadamente trabajadora, pasaba todo el tiempo leyendo, escribiendo o enseñando a los niños. Su conversación era además muy agradable. Recuerdo un encuentro con ella en el que enumeraba las ventajas de su sexo, que defendía con mucha firmeza”, escribe el abad Philibert Papillon, autor de una obra sobre los escritores de la Borgoña en la que aporta información sobre la filósofa.

de Silvia Guidi