· Ciudad del Vaticano ·

La intención de oración del Papa para el mes de junio

Redescubrir la belleza
del matrimonio

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg
02 junio 2021

Una invitación al redescubrimiento de la belleza del matrimonio: es lo que se propone en el video de la Red mundial de oración del Papa para el mes de junio. En la breve grabación – publicada en la tarde del martes 1 – se ven escenas de parejas que están delante del altar esperando para casarse. Pasan imágenes de celebraciones nupciales que tienen por escenario iglesias ubicadas en diferentes partes del mundo. Se ven tradiciones y culturas diferentes, también es variado el contexto en el que se desarrollan las ceremonias y ritos. Les atraviesa el mismo deseo de los cónyuges de comprometerse a vivir juntos durante toda la vida. Signo tangible de su decisión, la promesa realizada a Dios y a la comunidad cristiana.

Se dedica precisamente al tema «La belleza del matrimonio» la intención propuesta por el Pontífice para este mes de junio. «¿Es cierto — se pregunta el Papa Francisco en el vídeo — eso que dicen algunos, que los jóvenes no quieren casarse, especialmente en estos tiempos tan duros? Casarse y compartir la vida es algo hermoso», asegura. Es un viaje «comprometido, a veces difícil, a veces complicado — prosigue — pero vale la pena animarse». Porque «en este viaje de toda la vida, la esposa y el esposo no están solos; los acompaña Jesús». De aquí la invitación a considerar que el matrimonio no es «solo un acto “social”» sino «una vocación que nace del corazón, es una decisión consciente para toda la vida que necesita una preparación específica. Por favor, — aconseja Francisco — no lo olviden nunca. Dios tiene un sueño para nosotros, el amor, y nos pide que lo hagamos nuestro». Después el Papa exhorta a hacer «nuestro el amor que es el sueño de Dios» y a rezar por los jóvenes que «se preparan para el matrimonio con el apoyo de una comunidad cristiana: para que crezcan en el amor, que crezcan en el amor con generosidad, fidelidad y paciencia. Porque para amar hace falta mucha paciencia. Pero vale la pena, ¿eh?».

En el video se hace referencia también a la fidelidad en el matrimonio. Se ven dos esposos que celebran con los hijos y los nietos el 45º aniversario de boda. Una fiesta expresión de la alegría de una familia que se renueva al ritmo de las generaciones.

Se abren así escenas de vida familiar en nombre de la felicidad: padres, abuelos, hijos y nietos que viven juntos el paso de la cotidianidad, lleno de momentos de compartir y serenidad.

Difundido como es habitual a través de la página web www.thepopevideo.org, el vídeo traducido a varias lenguas es creado y producido por la Red mundial de oración del Papa en colaboración con la agencia La Machi y el Dicasterio para la comunicación.