· Ciudad del Vaticano ·

Dedicada a las finanzas como instrumento para una economía justa e inclusiva la intención confiada por el Papa a la red mundial de oración

Que nadie se quede atrás

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg
05 mayo 2021

Las finanzas están hoy demasiado alejadas de la vida de los pueblos y son los más pobres quienes pagan las consecuencias de la especulación. También con la oración el Papa Francisco invita a decir basta a esta situación insostenible y peligrosa, pidiendo que las finanzas sean una herramienta al servicio de las personas para crear una economía más justa e inclusiva, sin dejar a nadie atrás.

La intención para el mes de mayo -dada a conocer en la tarde del martes 4, a través del vídeomensaje de la Red Mundial de Oración del Papa- se centra precisamente en el mundo de las finanzas: «Recemos para que los responsables del mundo financiero colaboren con los gobiernos, a fin de regular los mercados financieros para proteger a los ciudadanos de su peligro».

«Mientras la economía real, la que crea trabajo, está en crisis, — cuánta gente sin trabajo—  los mercados financieros nunca han estado tan inflados como ahora» afirma el Papa Francisco en el vídeomensaje, acompañado de imágenes significativas.

«¡Qué lejos está el mundo de las grandes finanzas de la vida de la mayoría de las personas!» señala el Pontífice. «Las finanzas, si no están reguladas,  — advierte— se convierten en pura especulación animada por algunas políticas monetarias. Esta situación es insostenible. Es peligrosa». Pero, exhorta, «para evitar que los pobres vuelvan a pagar consecuencias hay que regular estrictamente la especulación financiera.

Especulación. Quiero subrayar el término».

Por lo tanto, relanza Francisco, «¡Que las finanzas sean instrumentos de servicio, instrumentos para servir a la gente y cuidar la casa común! Todavía estamos a tiempo —afirma— de poner en marcha un proceso de cambio global para practicar una economía diferente, más justa, inclusiva, sostenible, que no deje a nadie atrás. ¡Hagámoslo! Y recemos —concluye— para que los responsables del mundo financiero colaboren con los gobiernos, a fin de regular los mercados financieros para proteger a los ciudadanos en peligro».

Para el padre Frédéric Fornos, jesuita director internacional de la Red Mundial de Oración del Papa, «esta intención debe entenderse en el contexto de la crisis que estamos viviendo, que ha puesto de manifiesto la gran desigualdad que existe en el mundo». En este momento, añadió, «no podemos conformarnos con volver a un modelo inicuo e insostenible de vida económica y social, en el que una ínfima minoría de la población mundial posee la mitad de su riqueza».

Difundido como habitualmente a través de la página web www.thepopevideo.org, el vídeo, traducido a nueve idiomas, ha sido creado y producido por la Red mundial de oración del Papa en colaboración con la agencia La Machi y el dicasterio para la comunicación.  

Esta edición cuenta, en particular, con la colaboración del Dicasterio para el desarrollo humano integral y con el apoyo de Federcasse, la Federación Italiana de los 250 bancos de crédito cooperativos, con un millón y 350 mil socios, activos desde hace más de un siglo en la promoción de la cohesión social y el crecimiento responsable y sostenible.