· Ciudad del Vaticano ·

La cita en Roma en el 2022

La oración para el Encuentro mundial de las familias

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg
22 abril 2021

La diócesis de Roma y el Dicasterio para los laicos, la familia y la vida presentaron el jueves 22 de abril, la oración oficial para el décimo Encuentro Mundial de las Familias, que se celebrará en Roma del 22 al 26 de junio de 2022. Y el hashtag oficial ya está listo: #WMOF2022.

Para el Cardenal Kevin Joseph Farrell, Prefecto del Dicasterio, “rezar es una forma de entrar en el corazón del Año de la Familia Amoris laetitia y de la preparación del evento en Roma. Muchas familias y muchas comunidades -continúa- llevan mucho tiempo esperando poder caminar, al menos espiritualmente, hacia Roma. La oración les acompañará y les ayudará a captar el mensaje del encuentro”.

Por su parte, el cardenal Angelo De Donatis, vicario de la diócesis de Roma, señala que “la oración estará en el centro del camino de preparación, guiará los trabajos e inspirará las reflexiones para discernir, a la luz de la fe, entre los nuevos desafíos que la emergencia pandémica plantea a la comunidad eclesial en relación con las familias”. Por ello, el cardenal invitó “a todos a prepararse para este acontecimiento de gracia que la Iglesia de Roma tiene la alegría de acoger, dirigiendo esta oración al Señor en la intimidad de la propia familia, junto con la comunidad parroquial y diocesana”.

La oración se inspira en el tema elegido por el Papa Francisco para el encuentro: “El amor familiar: vocación y camino de santidad”. Y el texto fue concebido como una herramienta pastoral: se puede recitar ahora mismo en la parroquia, en las comunidades, en casa, para preparar el evento internacional del próximo año.

Publicamos, a continuación, el texto de la oración.

El amor familiar: vocación y camino de santidad


Padre Santo,
estamos aquí frente a Ti
para alabarte y agradecerte
por el don grande de la familia.
Te rezamos por las familias consagradas en el sacramento del matrimonio,
para que redescubran cada día la gracia recibida
y, como pequeñas Iglesias domésticas,
sepamos testimoniar tu Presencia
y el amor con el que Cristo ama a la Iglesia.
Te rezamos por las familias
atravesadas por dificultades y sufrimientos,
por la enfermedad o por sufrimientos que Tú solo conoces:
sostenlas y hazlas conscientes
del camino de santificación al cual las llamas,
para que puedan experimentar Tu infinita misericordia
y encontrar nuevos caminos para crecer en el amor.
Te rezamos por los niños y los jóvenes,
Para que puedan encontrarte
y responder con alegría a la vocación que has pensado para ellos;
por los padres y los abuelos,
para que sean conscientes
de que son señal de la paternidad y maternidad de Dios
en el cuidado de los hijos que, en la carne y en el espíritu,
Tú les confías;
por la experiencia de fraternidad
que la familia puede donar al mundo.
Señor, haz que toda familia
pueda vivir la propia vocación a la santidad en la Iglesia
como una llamada a hacerse protagonista de la evangelización,
en el servicio a la vida y a la paz,
en comunión con los sacerdotes de cada estado de vida.
Bendice el Encuentro Mundial de las Familias.
Amén.