· Ciudad del Vaticano ·

El Pontífice al Catholic News Service

Al servicio de la verdad de forma justa, fiel e informada

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg
01 febrero 2021

Los trabajadores de la comunicación deben servir a la verdad de forma «justa, fiel e informada»: citando el lema, el Papa Francisco encomendó este mandato a una delegación del Catholic News Service de la Conferencia episcopal de Estados Unidos de América, recibida en audiencia el lunes por la mañana, 1 de febrero, con ocasión del centenario de su fundación. A continuación el texto del discurso entregado por el Pontífice.

Queridos amigos:

Me complace saludar a los representantes de tantos otros periodistas del Catholic News Service, con motivo del centenario de su institución.

A lo largo de estos cien años, el Catholic News Service ha aportado una contribución inestimable al mundo de habla inglesa a través de la información sobre la misión de la Iglesia de anunciar el Evangelio y dar testimonio del amor de Dios revelado en Jesucristo. En una época en la que las noticias pueden ser fácilmente manipuladas y la desinformación está muy extendida (cf. Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2021), vosotros tratáis de dar a conocer la verdad de una manera que sea, en palabras de vuestro lema, "justa, fiel e informada".

Os doy las gracias por vuestro trabajo y os animo a seguir promoviendo el diálogo y la comunicación justa entre personas y comunidades. Necesitamos medios de comunicación que ayuden a las personas, especialmente a los jóvenes, a distinguir el bien del mal, a elaborar juicios sólidos basados en una presentación clara e imparcial de los hechos, y a reconocer la importancia de trabajar por la justicia, la concordia social y el respeto a nuestra casa común.

Que el espíritu de comunión con el Obispo de Roma, que siempre ha caracterizado al Catholic News Service, siga guiando vuestro compromiso de servir a la verdad con humildad y responsabilidad. Os aseguro, al igual que a vuestros colegas mis oraciones; y os pido, por favor, que os acordéis de rezar por mí. Gracias.