· Ciudad del Vaticano ·

Auxilium, una clase de independencia

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg

Pro memoria

26 septiembre 2020

Medio siglo de compromiso, desafíos, logros y un récord histórico hasta ahora invicto: la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación Auxilium, de la que se celebra el 50 aniversario, es la primera y única institución académica pontificia dirigida por mujeres. Desde 1970, año en el que la Santa Sede reconoció la plena independencia de la Facultad (antes incorporada y luego afiliada al Pontificio Ateneo Salesiano), son las Salesianos de Don Bosco Hijas de María Auxiliadora quienes dirigen el Auxilium con la misión de formar educadores en nombre de la propia Santa Sede que sigue creyendo en el “genio femenino” capaz de ofrecer una aportación original al desarrollo de la cultura cristiana.

La Facultad nació de la necesidad de una mejor preparación pedagógica de las religiosas y laicas cuando la modernidad estaba cambiando la mentalidad y los roles tradicionales y fue acogida por el Concilio Vaticano II abierto a garantizar una presencia cada vez más incisiva de la mujer tanto en la Iglesia como en la sociedad. Pero toda revolución requiere sus tiempos y la idea de confiar una institución pontificia a la dirección femenina fue considerada al principio con cierta timidez por el mundo eclesiástico. Sin embargo, el trabajo realizado disipó cualquier perplejidad. Y por Juan Pablo II que en 1992, en una visita a la Facultad, confirmó su identidad. El pasado mes de junio, celebrando el cincuentenario, el Papa Francisco deseaba que Auxilium “reafirmara la necesidad de una cultura universitaria verdaderamente humanista”.

Comenzó en 1971 con 9 estudiantes, hoy la universidad tiene 344, más de la mitad de los cuales son laicos. La primera Facultad en llamarse Ciencias de la Educación cuando en Italia solo se hablaba de pedagogía, Auxilium ofrece 9 cursos de licenciatura (trienal, magistral, doctorado). “Representa una gran oportunidad al servicio de la sociedad y de la Iglesia en la formación de educadores y educadoras con un enfoque particular en el mundo de la mujer y una perspectiva internacional presente desde el principio”, explica Grazia Loparco, profesora de Historia de la Iglesia. “La elección del nombre Auxilium y el lema ‘Con María, por una cultura de la vida’ matizó aún más la identidad de la Facultad para ofrecer una contribución específica a favor de lo que promueve la persona humana en su dignidad y en su apertura a lo trascendente”, añade la directora Piera Silvia Ruffinatto. Cuando se desencadenó el confinamiento por la epidemia de Covid-19, se organizaron cursos on line y no se perdió una sola hora de clases. También reaccionar con prontitud ante un imprevisto surge de ese “genio femenino” que ha dirigido la universidad durante medio siglo.

de Gloria Satta