· Ciudad del Vaticano ·

La cercanía de Francisco con Mozambique

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg

Expresada en una llamada telefónica al obispo de Pemba

24 agosto 2020

«Santo Padre, usted ha puesto Cabo Delgado en el mapa del mundo»: esta es la expresión de gratitud que el obispo de Pemba en Mozambique, monseñor Luiz Fernando Lisboa, ha dirigido al Papa Francisco en la llamada inesperada recibida recientemente. El prelado sigue llamando la atención sobre el empeoramiento de la situación humanitaria en Cabo Delgado donde crecientes y continuas insurrecciones ponen en peligro las inversiones en el imponente yacimiento de gas natural líquido.

«He recibido una llamada del Papa que me ha dado muchas seguridades y consuelos» ha explicado monseñor Lisboa. En la llamada el Pontífice ha querido expresar cercanía a la gente de la región de Cabo Delgado. «El Santo Padre ha dicho que sigue los eventos de nuestra provincia con gran preocupación y que reza constantemente por nosotros» ha explicado el obispo. «Pero también ha dicho que si hay algo más que pueda hacer no dudemos en pedirlo. Está preparado para caminar con nosotros. Le he expresado mi profundo aprecio por el gesto de la llamada  —ha contado el prelado— y le he dicho que estamos muy agradecidos porque el domingo de Pascua, 12 de abril, rezó por Cabo Delgado durante la bendición Urbi et Orbi. Le he dicho que su referencia a la crisis humanitaria en nuestra provincia hizo que también otras personas se dieran cuenta de nuestra situación. Constatamos que diferentes congregaciones, algunas organizaciones humanitarias, muchas personas, tanto locales como de fuera, empezaron a colaborar».

Monseñor Lisboa también ha informado al Papa Francisco de la difícil situación de la ciudad portuaria de Mocimboa da Praia. Recordando finalmente la visita a Mozambique de hace un año, el Papa ha animado al obispo «a contactar con el cardenal Michael Czerny para una ayuda en el frente de la asistencia humanitaria».