· Ciudad del Vaticano ·

El Pontífice reza por el Líbano duramente sometido a la prueba

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg

En Santa María Mayor en la fiesta de la Dedicación de la basílica

06 agosto 2020

Para encomendar la intercesión de la Salus Populi Romani por «tantas situaciones de dolor que le preocupan»; y en particular por el «Líbano, duramente sometido a la prueba». Con esta intención el Papa Francisco se ha dirigido a Santa María Mayor en la tarde del miércoles 5 de agosto, día de la fiesta de la Dedicación de la basílica liberiana. Lo indicó un comunicado de la Oficina de prensa de la Santa Sede, añadiendo que el Pontífice regresó al Vaticano poco después de las 16.35.

Como es sabido el Papa Bergoglio es muy devoto de la antigua imagen mariana, que visita con frecuencia en diferentes ocasiones a lo largo del año, por ejemplo antes y después de sus viajes internacionales. Desde el inicio del pontificado hasta hoy han sido más de ochenta las veces en las que rezado en Santa María Mayor: la primera fue el 14 de marzo de 2013 al día siguiente de la elección; la más reciente, el pasado 15 de marzo, cuando en pleno “confinamiento” a causa del covid-19, realizó una peregrinación — que concluyó en la iglesia de San Carlo en el Corso, donde se encuentra el crucifijo milagroso que salvó a Roma de la peste — para invocar el final de la pandemia.