· Ciudad del Vaticano ·

La pandemia alimenta pobreza y hambre

cq5dam.thumbnail.cropped.500.281.jpeg

Presentado el informe 2019 de Caritas Internationalis

17 julio 2020

No se pueden cerrar los ojos ante las dramáticas situaciones que viven las personas en el Líbano, Siria y otros países de Oriente Medio. Los pobres son las primeras víctimas de las sanciones económicas y la pandemia del covid-19 ha hecho que sus vidas sean aún más precarias. Así lo advirtió el cardenal Luis Antonio Gokim Tagle, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, con motivo de la presentación del informe anual de 2019 de Caritas Internationalis, presidida por él.

Durante una conferencia de prensa, celebrada en la tarde del jueves 16 de julio, hablaron el Cardenal Wilfrid Fox Napier, Presidente de Caritas Sudáfrica, el Secretario General de Caritas Internationalis, Aloysius John, y Rita Rhayem, Directora de Caritas Líbano.

El Cardenal Tagle invitó a prepararse «para hacer frente a las dramáticas consecuencias de la pandemia de la covid-19» y «al riesgo de que millones de personas mueran de hambre». De ahí la esperanza de que «los numerosos cambios que hemos experimentado y estamos experimentando sean una oportunidad para el futuro» para construir una «nueva conexión de solidaridad». El cardenal se refirió a la esperanza en el mañana que es particularmente importante en un momento en que la humanidad se enfrenta a una crisis de salud mundial. La covid-19, añadió, muestra la fragilidad de la existencia humana. Luego, el recuerdo de las palabras del Papa Francisco: estamos frente a un nuevo comienzo, el mundo no puede y no debe seguir siendo el mismo.

El cardenal habló edespués de «una sola familia humana» y el sentimiento de cercanía que causó la pandemia, que afecta a todos, no puede olvidarse sin dejar huella. Se necesitan nuevas respuestas. No todo puede limitarse a la emocionalidad ligada a la crisis sanitaria, pero es necesario encontrar esa capacidad para combatir las situaciones dramáticas en las que se encuentran miles de personas: el hambre en el mundo, las guerras, la violencia y todo lo que atente contra la dignidad humana. Es necesario recuperar, dijo el Prefecto, la mirada inclusiva del Papa Francisco en Laudato si’ y comprometerse en acciones concretas como la de «un alto el fuego global».

En el informe anual de 2019 se detallan las diversas actividades realizadas en todo el mundo por Caritas Internationalis, que cuenta con 162 entidades federadas en 200 países. En la actualidad, el organismo ayuda a casi 9 millones de personas en 14 países, entre ellos el Ecuador, la India, Bangladesh, el Líbano y Burkina Faso.

Al estallar la pandemia, Caritas Internationalis había establecido un fondo de respuesta covid-19 para dar respuestas inmediatas y eficaces, empezando por el suministro de alimentos y productos sanitarios y siguiendo con el apoyo económico. En particular, se han financiado 23 proyectos para atender a las necesidades de la emergencia y se han aprobado otros 14.