Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Una sonrisa bajo las bombas

«Para sonreír también bajo las bombas es necesaria valentía» pero es el único sistema que sor Carol Tahhan Fachakh conoce «para estar junto a los niños» de su escuela en Alepo. Ella, que nació en Aleppo, hace cuarenta y seis años, «de madre armenia que huyó de Siria para escapar de la masacre de su familia». Religiosa de María Auxiliadora, sor Carolcontó ayer por la mañana al Papa Francisco su misión y todo su «amor por Siria». Licenciada en Química, «descubrí mi vocación ayudando a los niños discapacitados con Foi et lumière de Jean Vanier». Vivió «la primera experiencia misionera con los refugiados en Líbano, en el valle de Bekaa, abriendo una escuela para mil alumnos, el 90 por ciento musulmanes». Después regreso a su Alepo, «entre hospitales y escuelas», siempre «ayudando a niños y jóvenes a construir su futuro» y convirtiéndose en punto de referencia también para el mundo musulmán.

«Nosotros acogemos a todos con los brazos abiertos — confía sor Carol — como una gran familia según el estilo salesiano, y buscamos sobre todo vencer juntos los miedos provocados por misiles y bombas». Y «rezamos por la paz». La religiosa ha recibido recientemente el International women of courage award, en el Departamento de Estado en Washington, de manos de la primera dama Melania Trump, junto a otras doce «mujeres valientes que desarrollan su misión en zonas peligrosas, demostrando valentía, fuerza y liderazgo para sostener la paz, la justicia, los derechos humanos y la dignidad de las mujeres, a menudo también con gran riesgo a nivel personal».

Por otro lado, cuando, hace tres años, Niccolò fue ingresado por un tumor en la unidad de hematología del hospital florentino Meyer, sus padres pensaron enseguida en crear un verdadero y propio club de fans en Facebook «por aliviar su dolor —cuentan — para añadir alegría a esa sonrisa que no ha perdido nunca, para tener una ventana al mundo fuera del hospital, un espacio en el que los amigos — o sus héroes como los jugadores de la Florentina y el actor Leonardo Pieraccioni — pudieran darle los buenos días y las buenas noches, animarle con vídeos, fotos y mensajes en su lucha contra la enfermedad». Ahora «los fans de Niccolò» celebran el tercer cumpleaños como asociación. Y al Papa le mostraron su apoyo al Meyer «para crear una unidad dedicada precisamente a los adolescentes enfermos de tumor, con un equipo multidisciplinar que les apoye también en el delicado frente psicológico y relacional».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Conferencia De Prensa De Presentación Ce De La Capilla Musical Pontificia Sixtina

23 de Octubre de 2017

Próximos eventos

NOTICIAS RELACIONADAS