Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Un diálogo que va más allá de la muerte

· Misa del Papa en sufragio de los cardenales y obispos difuntos ·

La muerte no rompe el vínculo y el diálogo con los seres queridos que nos han dejado. Fue la afirmación de Benedicto XVI en la homilía de la misa celebrada en la basílica vaticana el sábado 3 de noviembre en sufragio de los cardenales y obispos fallecidos durante el año. “Los lugares de la sepultura —constató— constituyen una especie de asamblea en la que los vivos se encuentran con sus difuntos y afianzan los vínculos de una comunión que la muerte no ha podido interrumpir”. En esta perspectiva el Pontífice dirigió el pensamiento a los purpurados y prelados difuntos, definiéndoles “amigos del Señor que, confiando en su promesa, en las dificultades y también en las persecuciones conservaron la alegría de la fe y ahora viven para siempre en la casa del Padre y gozan de la recompensa celestial”. El Papa subrayó en particular su “preciosa contribución a la época post-conciliar” y “el ejemplo de diligente vigilancia, de prudente y celante dedicación al Reino de Dios”.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

16 de Diciembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS