Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Trump advierte Pyongyang

· Flota naval estadounidense hacia la península coreana ·

Donald Trump advierte al líder comunista Kim Jong-un y envía naves de guerra estadounidenses, guiadas por el portaaviones Carl Vinson, hacia la península coreana. Una decisión tomada para aumentar la presión sobre Pyongyang y para aclarar, si el ataque en Siria no hubiera bastado, que Estados Unidos está preparado para actuar, también solos, contra esos países que violan las reglas internacionales. La Uss Carl Vinson desviada «como medida de precaución» desde Singapur hacia Corea del Norte, cambiando sus planes originales que le veían dirigirse hacia los puertos de Australia.

En la base de la decisión está la conciencia de que el régimen comunista de Pyongyang permanece la amenaza «número uno» en la zona, con su «irresponsable y desestabilizador programa de misiles y nuclear», explicó un funcionario de la administración. El envío de las naves — además de portaaviones hay dos destructores de misiles — sigue la condena de Corea del Norte al ataque estadounidense en Siria, considerado «un imperdonable acto de agresión contra un estado soberano» que confirma, hizo saber este domingo el ministerio de Exteriores norcoreano, la «validad de la decisión de Pyongyang de dotarse de armamentos nucleares».

Y precede al imponente desfile militar fijado para el 15 de abril, por el aniversario del nacimiento del “presidente eterno”, el difunto Kim Il-sung, abuelo del líder actual. Y mientras tanto, el presidente Trump y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se han comprometido para colaborar sobre la «amenazada puesta por Corea del Norte». Lo afirma la Casa Blanca haciendo referencia a una conversación telefónica entre los dos líderes. Para Moscú, sin embargo, el envío de las naves estadounidenses hacia la península coreana podría acelerar una respuesta por parte de Pyongyang.

También para Pekín el envío de un grupo naval estadounidense puede provocar el estallido “accidental” de un conflicto y presiona para un enfoque moderado de Washington hacia Corea del Norte, sobre la estela de los temores de un colapso económico del país y de una crisis de refugiados. Un alto diplomático chino llegó finalmente este lunes a Seúl para conversaciones sobre la amenaza nuclear norcoreana.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Audiencia General

28 de Junio de 2017

Próximos eventos

NOTICIAS RELACIONADAS