Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

También en los sitios más remotos

Ha sido una etapa breve, apenas ocho horas, la del lunes 21 en la ciudad de Holguín, pero llena de significado, porque allí el Papa Francisco se reunió con otra parte de la Iglesia cubana, viva y comprometida en el camino de evangelización que desde septiembre del año pasado trabaja con un nuevo proyecto pastoral quinquenal lanzado por la Conferencia episcopal, y que tiene como lema Por el camino de Emaús. A esta comunidad, y a través de ella a toda la Iglesia en Cuba, el Pontífice reconoció el esfuerzo y el sacrificio realizado para llevar a Cristo a todos, incluso a los sitios más remotos.

Al programar el viaje a Cuba el Pontífice había pedido poder visitar una diócesis que no haya sido incluida en los anteriores itinerarios papales. La elección de los obispos de la isla se centró en Holguín, la tercera provincia del país por el número de habitantes. Ubicada al sur, no está lejos de Santiago, tercera y última etapa de Francisco. Quien une los dos centros es la devoción a la Virgen de la Caridad del Cobre, cuya imagen fue encontrada en 1612 por tres indios que se iban en una embarcación por las aguas que bañan la costa.

De nuestro enviado Gaetano Vallini

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

22 de Septiembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS