Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Superan las divisiones y los preconceptos

· En Holguín, el Papa nos invita a superar las resistencia al cambio y dejarnos transformar por el amor de Jesús. Y a la Virgen de la Caridad del Cobre pide que Cuba se convierta en una casa de hermanos y hermanas ·

El cuarto y último día del Papa Francisco en Cuba, el martes 22 de septiembre, inició en la capital mariana del país, conocida en todo el mundo por el santuario nacional de la Virgen de la Caridad del Cobre. En Santiago de Cuba, el Pontífice celebró la misa en la gran basílica dedicada a la Virgen, recordando cómo el alma del pueblo cubano fue forjada entre «dolores y penurias que no lograron apagar la fe» ya que «esa se mantuvo viva gracias a tantas abuelas que siguieron haciendo posible, en lo cotidiano del hogar, la presencia viva de Dios».

El Papa invitó «a vivir la revolución de la ternura como María» y la revolución de la alegría que se hace siempre «projimidad» y «compasión».

Se necesita una revolución para superar —había dicho el día anterior, el lunes 21, en Holguín— los

preconceptos y las resistencias al cambio «de los demás e incluso de nosotros mismos».

También en el día de la fiesta litúrgica de san Mateo, el Papa celebró la misa con gran participación del pueblo cubano. Pasó ocho horas en esta diócesis del sur del país, que ninguno de sus predecesores había visitado, concluyendo su permanencia con la bendición a la ciudad impartida desde la cima de la colina donde se erige una cruz de cinco metros.

Desde Holguín Francisco se trasladó a El Cobre, donde por la tarde mantuvo una reunión privada con la Conferencia Episcopal de Cuba y luego invitó a los hermanos obispos a que lo acompañaran por la noche en un momento de oración en la basílica menor dedicada a la patrona de Cuba. Allí renovó la oración de Juan Pablo II en 1998 e imploró a la Virgen de la Caridad que reúna y reconcilie al pueblo cubano para hacer de la isla un casa de hermanos.

Discursos del Papa en Cuba

Transmisiones en directo

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

18 de Septiembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS