Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Soñadores de una nueva humanidad

· El Papa Francisco concluye la JMJ de Cracovia anunciando una nueva cita en 2019, en Panamá A los periodistas, durante el vuelo de regreso, recuerda que no es justo identificar el islam con la violencia ·

«Soñadores de una nueva humanidad»: así quiere el Papa Francisco a los jóvenes de hoy. Con dos millones de ellos el Pontífice celebró la misa del 31 de julio, con la cual finalizó en Cracovia la XXXI Jornada mundial de la juventud. Y les dió ánimos, usando su mismo lenguaje simple y directo, a menudo tomado de las redes sociales.

«Podrán juzgaros –dijo entre otras cosas– porque creéis en una nueva humanidad, que no acepta el odio entre los pueblos, no ve los confines de los países como barreras y custodia las propias tradiciones sin egoísmos y sin resentimientos». Pero, recomendó, «no os desaniméis: con vuestra sonrisa y con vuestros brazos abiertos, vosotros predicáis esperanza y sois una bendición para la única familia humana, que tan bien representáis».

Un tema, este, también afrontado la tarde anterior durante la vigilia de oración en la inmensa explanada del Campus misericordiae en la periferia de la ciudad polaca. Una cita marcada por el emotivo testimonio de una joven siria de Alepo. Después de haberla escuchado, Francisco invitó a todos, de manera especial, «a rezar juntos por el sufrimiento de la muchas víctimas de la guerra, de esta guerra que hoy hay en el mundo, para que de una vez por todas podamos entender que nada justifica la sangre de un hermano, que nada es más valioso que la persona que tenemos al lado».

El domingo por la tarde de regreso al Vaticano, en la tradicional conferencia de prensa del avión, y expresando las emociones vividas durante el viaje, el Papa comentó que había encontrado en Cracovia «una Polonia especial, –dijo– porque era una Polonia “invadida” una vez más, pero esta vez ¡por los jóvenes! La gente polaca es muy entusiasta. Es una bondad, una nobleza».

Entre los argumentos afrontados por el Pontífice en las respuestas a las preguntas de los periodistas, algunos de actualidad internacional: en particular el fundamentalismo y el terrorismo –con la explícita afirmación que no es justo identificar el islam con la violencia– y la situación en Turquía y en Venezuela. En cuanto a los jóvenes, Francisco confesó abiertamente: «A mí me gusta hablar con los jóvenes. Y me gusta escuchar a los jóvenes. Siempre me crean dificultades, porque me dicen cosas en las cuales no he pensado o he pensado a medias. Los jóvenes inquietos, los jóvenes creativos. De ahí tomo el lenguaje»

Para concluir, Francisco dirigió un saludo en español a los habitantes de Panamá. Como anunció en el Ángelus, al finalizar la misa dominical de Cracovia, en efecto, el próximo encuentro mundial de la JMJ, en 2019, tendrá lugar en dicho estado centroamericano.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

18 de Septiembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS