Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

​Somos hermanos y obispos

· El Papa Francisco en México después del histórico abrazo con el Patriarca Kirill de La Habana ·

«No somos competidores sino hermanos». Movidos por esta convicción –puesto por escrito en la declaración común firmada en la tarde del viernes 12 de febrero– el Papa Francisco y el Patriarca de Moscú y de toda Rusia, Kirill, se reunieron en el aeropuerto de La Habana, primera etapa histórica del viaje que ha llevado al Pontífice a México.

Un abrazo –el primero en la historia después de casi un milenio de divisiones– entre dos «hermanos» y dos «obispos» animados por la misma «preocupación pastoral», como explicó el Pontífice durante el vuelo que desde Cuba lo ha llevado a Ciudad de México, donde llegó la tarde del viernes.

«Se sentía el gozo» confió Francisco describiendo el espíritu de la larga conversación –casi dos horas de coloquio– que se concluyeron con la firma de la declaración y el intercambio de breves discursos. Con el mismo tenor, el Patriarca y el Papa han remarcado la disposición de escucha y de la recíproca comprensión que ha caracterizado su diálogo. Del que, aseguró Kirill, nació la voluntad de «cooperar» y de «trabajar juntos» sobre todo en algunas grandes cuestiones que invitan al compromiso de todos los creyentes: las persecuciones contra los cristianos en el mundo, la guerra, los atentados a la vida humana, la familia y la ética, la participación de la Iglesia en la vida de la sociedad.

«La unidad se hace caminando» ha recordado por su parte el Papa Francisco, destacando la actitud de «humildad fraterna» del Patriarca y confesando haber «sentido la consolación del Espíritu Santo en este diálogo». Del Pontífice también las palabras de agradecimiento a las autoridades y el pueblo cubano, que con su disponibilidad han hecho posible el encuentro. «De este paso –comentó sonriendo– Cuba será la capital de la unidad». 

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

23 de Octubre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS