Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Santos de América Latina

· Coloquio con el cardenal Amato ·

Los recordó el Papa durante el viaje a Ecuador, Bolivia y Paraguay

Entre las grandes estatuas blancas colocadas durante estos últimos años en las hornacinas externas del ábside de la basílica vaticana, hay una de una joven religiosa que lleva entre sus manos un ramo de azucenas. Es Mariana de Jesús Paredes y Flores, patrona del Ecuador. El Papa Francisco habló de ella durante el reciente viaje a América Latina, así como de las principales figuras ejemplares de santidad en los tres países visitados. Figuras muy veneradas en el continente que las vio nacer, pero a menudo desconocidas en esta parte del Atlántico.

Por ello pedimos que las presente al cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las causas de los santos, que aceptó de buen grado explicar quiénes son los héroes de la fe citados por el Pontífice, pidiendo dar una explicación.

¿Cuál?

Hay que partir del hecho que el Papa Francisco tiene una atención especial por los santos, sobre todo por los que evangelizaron América. Lo testimonian las canonizaciones equivalentes del francés Francisco de Laval (1623-1708), primer obispo de Quebec; de José de Anchieta (1534-1597), misionero jesuita originario de Canarias; y de María de la Encarnación (1599-1672), ursulina francesa, que el Pontífice inscribió en el catálogo de los santos extendiendo así su culto a la Iglesia universal. Y lo mismo se puede decir del franciscano español Junípero Serra, que canonizará el 23 de septiembre en Washington, durante el viaje a Cuba y a Estados Unidos.

Se trata, de todos modos, de misioneros europeos. Sin embargo, durante la visita el Pontífice latinoamericano quiso dejar lugar, sobre todo, a los testimonios locales. ¿Comenzamos por los ecuatorianos?

Diría que sí, ya que son también los más numerosos. En esta Iglesia, en efecto, el proceso de integración entre culturas indígenas y cristianismo ha dado tres santos y una beata. La más conocida es sin lugar a dudas santa Mariana de Jesús (1618-1645), la «azucena de Quito», patrona del país, proclamada heroína nacional por la asamblea constituyente. Una gran multitud participó en su funeral. Pío IX la beatificó el 20 de noviembre de 1853 y el 9 de julio de 1950 fue solemnemente canonizada por Pío XII en la basílica de San Pedro.

Gianluca Biccini

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

20 de Enero de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS