Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Respetar el lugar de Dios

· La advertencia del Pontífice en el Ángelus dominical ·

Contra el doble riesgo de «hacer de la casa de Dios» o incluso de la misma alma humana «un lugar de mercado» puso en guardia el Papa en el Ángelus del 4 de marzo. Francisco comentó como habitualmente para los fieles presentes en la plaza San Pedro el pasaje del evangelio del día, que en la circunstancia narraba la expulsión de los mercaderes del templo por parte de Jesús. El cual, hizo notar el Pontífice, «aquella vez usó “las maneras fuertes” para sacudirnos» de un «peligro mortal»: es decir, instrumental izar «a Dios mismo y el culto que se le debe a Él, o el servicio del hombre, su imagen». Por el resto, no solo «es muy feo cuando la Iglesia se desliza hasta esta actitud», sino las palabras de Jesús en el templo ayudan también a «a rechazar el peligro de hacer también de nuestra alma, que es la casa de Dios, un lugar de mercado que viva en la continua búsqueda de nuestro interés en vez de en el amor generoso y solidario». De consecuencia, concluyó el Papa, «Esta enseñanza de Jesús es siempre actual», dado que es «Es común, de hecho, la tentación de aprovechar las buenas actividades, a veces necesarias, para cultivar intereses privados, si no incluso ilícitos».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

22 de Septiembre de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS