Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Repetidas violaciones de los derechos humanos en Nicaragua

· En un informe las Naciones Unidas piden la adopción de medidas urgentes para resolver la crisis ·

La persistente violación de los derechos humanos en Nicaragua, donde muchas personas que han participado en las protestas comenzadas en abril «han tenido que esconderse, abandonar el país o intentar irse», «impone la adopción de medidas urgentes». La denuncia llega de un informe difundido por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los derechos humanos, según el cual «la represión y las represalias contra los manifestantes continúan en Nicaragua, mientras que el mundo mira a otra parte». Según el Alto Comisario de la ONU, Zeid bin Ra'ad Zeid Al Hussein, que el 1 de septiembre dejará el cargo a la expresidenta de Chile Cile Michelle Bachelet, «la violencia y la impunidad de los últimos cuatro meses han puesto en evidencia la fragilidad de las instituciones del país y del estado de derecho y han generado un contexto de miedo y desconfianza».

La respuesta inmediata y firme del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, criticó a las Naciones Unidas al calificarla de organización «ciega» y «sectaria» por haber publicado un informe que de debe «rechazar totalmente» porque «propone un análisis preconcebido de qué pasó a partir del 18 de abril». Para el gobierno de Managua, las protestas que han dejado cientos de muertos y miles de heridos, se configuran como un intento de golpe, que fue rechazado. «Nicaragua - continuó Ortega - no ha invitado a la delegación de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a realizar una visita con el propósito de observar los derechos humanos, ni la resolución de la Asamblea General 48/141 invocada en la relación precipitada otorga esta facultad». Por lo tanto, el presidente concluyó en su respuesta, «la delegación fue más allá de los límites de su misión».

Por su parte, Al Hussein insistió en la necesidad de intervenir rápido e invitó «al Consejo de los derechos humanos y la comunidad internacional en general a adoptar medidas específicas para evitar que la crisis actual degenere en desórdenes sociales y políticos todavía más graves».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

21 de Septiembre de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS