Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

​Relaciones de los círculos menores de lengua española

Publicamos los textos de las relaciones de los círculos menores de lengua española que se reunieron del 6 al 8 de octubre para examinar la primera parte del Instrumentum laboris, dedicada al tema «La escucha de los desafíos que afronta la familia».

¿Qué hemos dejado de hacer?

Círculo español A

En la 1ª. Sesión, después del rezo de tercia, se procedió, como estaba previsto, a la elección del moderador y del relator. Para el cargo de moderador, fue elegido en segunda votación con 19 votos, el Card. Oscar AndresRodriguez Madariaga, SDB, Arzobispo de Tegucigalpa (Honduras) y, para el cargo de relator fue elegido en tercera votación con 17 votos, el Card. José Luis Lacunza Maestrojuan, OAR, Obispo de David (Panama).

Cumplidas estas formalidades se inicia la lectura del IL, punto por punto, y se van haciendo comentarios sobre los mismos, entre los que destacamos los siguientes:

- Resaltar la belleza del amor humano abierto a la vida.

- Explicitar más que significa «escuela de humanidad», a la vista sobre todo de alguna exposición en el aula sobre familias en las que se verifican actos de violencia contra la mujer, los niños, etc.

- Señalar el desafío de la renovación de la propia Iglesia. Es cierto que los «factores externos» nos afectan y son fuertes, pero ¿cómo hemos respondido como Iglesia? Hemos fallado en la «formación cristiana» y en la «educación de la fe» y se llega al matrimonio con muchas lagunas.

- Deberíamos preguntarnos ¿qué hemos dejado de hacer? Somos también culpables de la situación de la familia, ya que, en muchas ocasiones, hemos vivido de rentas.

- No se hace suficiente hincapié en los «abuelos»: hoy día crece el promedio de edad de vida y los abuelos disponen de tiempo y capacidades para intervenir en la formación de los nietos. Habría que hacer una llamada a vivir con gozo el cumplimiento de esa misión.

- Descubrir lo que la familia es de verdad: el contexto es importante pero nos debe llevar a ver una oportunidad para seguir creciendo y fortaleciendo.

- Los comentarios del ámbito secular, cuando la Iglesia habla de la familia, dicen que el pensamiento de la Iglesia es medieval, que no está en sintonía con el mundo actual, que no percibe la realidad. Quizá eso nos hace ver que en nuestra reflexión sobre la familia y el matrimonio ha sido monotemática, hemos hecho hincapié en algunos aspectos y nos hemos quedado en la pura norma sin asumir lo que es en realidad el verdadero ser de la familia que, desde una visión integral, es un tesoro.

-¿Cómo nació la crisis? Sin duda, también ha tenido que ver el tipo de catequesis que hemos hecho y se necesita una preparación mas profunda.

- En la primera parte falta algo muy esencial: tratamos de resolver problemas sin saber cual es su origen.

- Hay necesidad de mayor renovación, no sólo de las personas sino también de las comunidades, teniendo cuidado con el lenguaje y el modo de presentar la doctrina.

- Ampliar lo que tiene que ver con el «cambio antropológico»: habría que poner de relieve como se oculta la presencia de Dios y, en consecuencia, también del otro; hay un cuestionamiento y sospecha de la institución; falta análisis sobre la influencia de las tecnologías que conllevan soledad, falta de comunicación, individualismo. Hay que sembrar en la cultura el Evangelio de la familia, pero no siempre conocemos la cultura.

- Las parejas se casan sin saber a que van: cuál es su identidad como matrimonio y como familia. Inclusive, muchos sacerdotes no saben cuál es. Hay que apoyar ese proceso en todo el trayecto de formación.

- No se dice qué es la familia. Y no es cuestión solo de preparación porque muchos, sin preparación, han sido fieles y felices, y otros, con mucha preparación, han terminado separados.

- Se ha dado una ruptura de la unidad entre amor, sexualidad y procreación.

- No sólo eso, sino que se ha separado también de la dimensión educativa: se ha roto la relación entre amor, sexualidad, matrimonio, familia y educación de los hijos.

A partir de ahí, en las sesiones posteriores, se pasa a un análisis y comentarios contratos que se van plasmando en modos que se someten al discernimiento del grupo y, según se van aprobando, se plasman en los formatos oficiales.

De esa manera, al termino del análisis de los 36 puntos que contiene la 1ª parte se aprobaron 54 modos que serán entregados en secretaria.

Mayores las coincidencias que las divergencias

Círculo español B

En un clima cordial y fraterno, los padres sinodales, con la ayuda de los expertos y el acompañamiento de los auditores, hemos compartido en español y portugués, miembros de Europa, África y América Latina, la temática relativa a la primera parte: la escucha de los desafíos que afronta la familia. Cabe destacar la participación activa de todos los miembros del grupo.

Se vio muy positivo la metodología compartida en este sínodo y la gran libertad y fraternidad con la que se trataron los temas. Se aludió a que la mayoría de miembros participaron también en el sínodo extraordinario, lo que facilitó el trabajo de grupo.

No hubo tiempo de analizar el capítulo 4. Y se solicita que haya tiempo para tratarlo más adelante porque hay temas de mucho calado.

Como observación general que surgió a lo largo del intercambio, se pide cuidar con más empeño el lenguaje de las traducciones que no siempre concuerdan con el original italiano, y en ocasiones, se usan vocablos ajenos al español o portugués.

Se procedió, en primer lugar, a la lectura en voz alta de cada capítulo, para luego proceder a su revisión punto por punto. Después de una breve lluvia de ideas o puntos de vista, el Moderador solicitó que se presentara por escrito cada modo propuesto para su discusión y posterior votación.

En general, fueron mayores las coincidencias que las divergencias lo que permitió llegar a consensos y unanimidad. Cuando las proposiciones o modos al ser compartidos no gozaban de unanimidad, generalmente eran retirados por su ponente.

Recogemos las ideas principales en las que hubo mayor consenso.

1. Reafirmar la metodología empleada en el Instrumentum Laboris -IL- como la adecuada, y debe ser conservada.

2. El desafío: relacionar el Sínodo Extraordinario y el actual. Darle continuidad. Lenguaje de esperanza, la Iglesia del sí.

3. Sentido pastoral:

a) no hablar de la familia en abstracto, sino desde las distintas realidades de la misma; las mudanzas antropológicas son más profundas de lo que nos imaginamos (biotecnología, género). Es un reto lleno de esperanzas.

b) preguntarnos por lo que hacemos y lo que debemos hacer. Evaluarnos a la luz del estilo Francisco.

c) La familia como sujeto de toda la pastoral. Necesidad de la formación.

d) No sentirnos dueños sino servidores de la familia. Convertir las leyes antifamilias en leyes muertas.

e) deficiente iniciación cristiana y fragmentación de la pastoral. Realidad de la disminución de los miembros de la Iglesia.

f) señalar las experiencias positivas: movimientos, catecumenado domiciliario, familias formadas y formadoras, apoyar programas de familia y bioética en las universidades y colegios.

4. Relación entre el ver y el actuar. El ver del IL tiene una dimensión ético-teológica. Partir de la mirada de Dios.

5. Realidades intercomunicadas:

a) la fe es débil y así no puede asumir el desafío. Fragilidad e inmadurez, sanación afectiva.

b) descuido de Dios, indiferencia, así no hay capacidad de iluminar.

c) las legislaciones nacionales e internacionales responden a un mismo patrón y pretenden imponerse.

d) pasar de una espiritualidad individual a la de comunión, de lo contrario no se superan los problemas de la familia.

e) revisar la autoridad y la obediencia, como fraternidad y servicio.

f) ver la familia como un desafío cultural (ideología de género, nuevo orden mundial, lenguaje ambiguo).

En la segunda y tercera sesión de círculos menores, el miércoles 7 por la mañana y por la tarde, se procedió en primer lugar a la lectura colectiva del capítulo 1. Seguida de un intercambio general sobre el mismo. Y después del café, se leyó el capítulo 2. Hubo 50 intervenciones de los padres sinodales.

Se votaron dos modos al número 6: uno con 21 votos a favor y 2 en contra. Y el segundo con 21 a favor, 1 en contra y 1 abstención.

Sobre el número 7: un modo con 23 votos a favor y 1 en contra.

Sobre el número 8: un modo con 24 votos a favor.

Sobre el número 9: dos modos: un modo con 23 votos a favor y 1 abstención. El segundo con 24 votos a favor.

Sobre el número 10: no hubo ninguna proposición.

Sobre el número 11: un modo con 22 votos a favor.

Sobre el número 12: un modo con 24 votos a favor.

Sobre el número 13: dos modos. Uno con 21 votos a favor, y el otro con 18 a favor y 4 abstenciones.

Sobre el número 14: se presentaron 3 modos. Uno con 23 votos a favor y 1 abstención. Los otros dos con 24 votos a favor cada uno.

Sobre el número 15: tres modos. El primero con 11 votos a favor, 4 abstenciones y 5 en contra. El segundo con 22 votos a favor y 2 abstenciones. Y el tercero con 24 votos a favor.

En la sesión cuarta del 8 de octubre por la mañana, había quedado pendiente ver los modos relativos al número 16. Se votaron 4 modos. Dos obtuvieron 23 votos a favor y 1 abstención. Los otros dos tuvieron la unanimidad de 24 votos.

Se procedió luego a la lectura del capítulo 3, y una ronda de apreciaciones generales. Hubo 20 intervenciones de los padres sinodales.

Se procedió luego a la votación de modos que, a petición del moderador, se hicieron sobre propuestas ya escritas, lo que facilitó el trabajo.

Sobre el cambio del título del capítulo, un modo con 24 votos a favor.

Sobre el número 17: cuatro modos. Dos con 23 votos a favor y 1 abstención, y dos con 24 votos a favor.

Sobre el número 18: dos modos con 24 votos a favor cada uno.

Sobre el número 19: se presentaron cuatro modos. Dos con 22 votos a favor y 2 abstenciones. Uno con 23 a favor y 1 abstención, y otro con 24 votos a favor.

Sobre el número 20: se presentaron cuatro modos. Dos con 22 votos a favor y 2 abstenciones; uno con 23 a favor y 1 abstención: y, el cuarto, con 24 votos a favor.

Quinta sesión del círculo menor, del 8 de octubre por la tarde.

Se continuó con la consideración de los modos al capítulo 3 y a la lectura de esta relación.

Se aprobó por unanimidad que se le dé otro orden a los puntos del capítulo: el desafío de las migraciones (24-27), el papel de las mujeres (30), la familia y los niños (29), adolescentes y jóvenes (29a), algunos desafíos particulares (28), el desafío de la discapacidad (2-23), el desafío de la tercera edad (17-18), el desafío de la viudez (19) y la última etapa de la vida (20).

Sobre el n. 21: se aprobaron 2 modos. Uno con 23 a favor y 1 abstención. El otro con 24 votos a favor.

Sobre el número 22: se aprobaron 3 modos. Uno con 23 votos a favor y 1 abstención. Otro con 24 votos a favor. Y un tercero con 22 a favor y 2 abstenciones.

Sobre el n. 23: nada

Sobre el n. 24: Se aprobaron 3 modos. Uno con 23 votos a favor y 1 abstención. Otro, con 23 votos positivos. Y un tercero con 22 a favor y 1 abstención.

Sobre el n. 25: Se aprobó un modo con 23 votos a favor y 1 abstención.

Sobre el n. 26: Se aprobó un modo con 21 votos a favor y 3 abstenciones.

Sobre el n. 27: Se aprobó un modo con 22 votos a favor y 1 abstención.

Sobre el n. 28: Se aprobó un modo con 23 votos a favor.

Sobre el n. 29: Se aprobó un modo con 23 votos y se aprobó un modo nuevo 29a con 23 votos a favor.

Sobre el n. 30: Se aprobaron cuatro modos. Dos con 23 votos a favor, un tercero con 21 a favor y 2 abstenciones. Y un cuarto, con 22 a favor y 1 abstención.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

22 de Enero de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS