Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Reconciliación nacional para construir Irak

· El Papa pide sanar las divisiones y favorecer el regreso de los desplazados ·

«Las migraciones forzadas de cristianos, la reconstrucción de pueblos, el regreso de los desplazados» son «cuestiones de primaria importancia» para Irak. Lo subrayó el Papa en el discurso dirigido a los obispos caldeos, recibidos en audiencia el jueves, 5 de octubre, por la mañana, al inicio del trabajo del Sínodo de la antigua Iglesia de Oriente Medio.

Al patriarca Louis Raphaël Sako, que guía la delegación de una veintena de prelados, Francisco pidió trasladar su saludo a los «fieles de la amada tierra iraquí, duramente puestos a prueba, compartiendo la esperanza por las noticias recientes que hablan de una recuperación de la vida y de la actividad en las regiones y ciudades hasta ahora sometidas a una dolorosa y violenta opresión».

«Que la misericordia de Dios -auspició el Pontífice- pueda aliviar las heridas de la guerra que hieren el corazón de vuestras comunidades, con el fin de que puedan finalmente volver a levantarse». Por lo demás, si bien se ha «concluido una página triste para algunas regiones», por desgracia «queda aún mucho por hacer». Desde ahí, la exhortación para que los obispos caldeos trabajen «incansablemente como constructores de unidad, con los pastores de las otras Iglesias» dialogando y colaborando con «todos los actores de la vida pública, para contribuir a facilitar el regreso de los desplazados y a sanar las divisiones y las oposiciones». Un empeño, hizo notar Francisco, «más que nunca necesario en el contexto actual iraquí, de nuevo incierto sobre el futuro». También añadió una recomendación, «es necesario un proceso de reconciliación nacional y un esfuerzo conjunto de todos los componentes de la sociedad, para alcanzar soluciones compartidas por el bien de todo el país». Desde aquí, la invitación de Francisco a «no ceder al desaliento frente a las dificultades que todavía permanecen a pesar de lo que se ha hecho en la obra de reconstrucción sobre todo en la llanura de Nínive».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

13 de Diciembre de 2017

NOTICIAS RELACIONADAS