Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Reconciliación en Colombia

· Apoyo internacional en los acuerdos entre Bogotá y las FARC ·

Colombia ha iniciado el camino de la paz después del histórico acuerdo sobre el cese al fuego firmado en La Habana por el gobierno de Bogotá y las FARC.

Diversos países latinoamericanos, Estados Unidos, la Unión europea y otros organismos internacionales se mostraron en estas horas dispuestos a apoyar política y económicamente al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien ha ganado la apuesta sobre el proceso de paz, cerrando el sangriento conflicto con las FARC.

El secretario de Estado americano, John Kerry, ha sido uno de los primeros en felicitar al jefe de Estado colombiano por los acuerdos, que después de 52 años han puesto fin «a la guerra más larga del hemisferio». El jefe de la diplomacia de Washington remarcó el compromiso asumido por el presidente Barack Obama, al destinar 450 millones de dólares para el post-conflicto y aseguró el compromiso para ayudar al gobierno para que los compromisos asumidos durante las negociaciones produzcan «beneficios tangibles para la población». Por su parte, la Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, ha definido «histórico» el acuerdo firmado en la capital cubana y ha destacado que la UE financiará con 575 millones de euros (655 millones de dólares) el período sucesivo al acuerdo «para una paz duradera, basada en la verdad y la reparación por las víctimas». También el Banco Interamericano de Desarrollo destacó que destinará al próximo año mil millones y medio de dólares para financiar proyectos que «generen condiciones y oportunidades en la sociedad colombiana para una convivencia armoniosa». El acuerdo definitivo del cese al fuego firmada en La Habana entre Bogotá y las FARC se añade a los acuerdos ya definitivos en el pasado: la reforma rural, la participación política de los ex guerrilleros, así como la producción y venta de droga, y por último, la amnistía por los delitos políticos y la creación de una «jurisdicción especial por la paz». Ahora para alcanzar la meta de la paz, el camino es de bajada.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

21 de Octubre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS