Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Razón y sensibilidad

· Las reflexiones sobre el número del filósofo Piero Martirnetti ·

Equivocadamente o no, Piero Martinetti (1872-1943) es considerado uno de los pensadores italianos más creativos de los primeros años del siglo XX. Indudablemente, el filósofo piamontés se distinguió por la originalidad e incluso por la excentricidad, al menos para aquella época, de alguna de sus elecciones: baste pensar en sus estudios sobre la racionalidad de los animales o sobre su pasión por la más antigua tradición filosófica de la India, la Sākhya, que influyó en su opción en favor del vegetarianismo y del animalismo.

Lo escribe Carlo Maria Polvani añadiendo que acérrimo opositor de la primera guerra mundial, en 1923 Martinetti renunció al nombramiento para la Real Academia dei Lincei, en 1925 no se sumó al Manifiesto opositor de la primera guerra mundial de los intelectuales antifascistas de Benedicto Croce y, en 1931, fue el único filósofo universitario que rechazó firmar el juramento de fidelidad al fascismo. Alejado de la enseñanza, dirigió diligentemente la «Revista de filosofía» y escribió «Jesucristo y el Cristianismo» y «el Evangelio», que fueron incluidos en el índice desde 1937, en cuanto que reducían la figura de Cristo a la de un maestro hebreo que propone una doctrina sapiencial y moralizadora.

Estas actitudes iconoclastas hacen más intrigante la decisión de la editorial Castelvecchi de reeditar –añadiéndole un interesante prefacio del profesor Nicolás Argentieri– un fascinante artículo que Martinetti publicó en 1927 con el título de «El número». El objetivo que el filósofo de Pont Canavese se prefijaba en dicho ensayo breve era el de explorar el concepto de número desde una perspectiva puramente gnoseológica, es decir, de indagar el origen del lenguaje numérico para entender si precede a la experiencia –y, por lo tanto, habría que decir que era innato al hombre– o si ello derivaba de la experiencia y, por lo tanto, debería considerarse de origen empírico.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

20 de Agosto de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS