Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Qué significa canonización equivalente

El jueves 10 de mayo el Papa Benedicto XVI extendió a la Iglesia universal el culto litúrgico en honor a santa Hildegarda de Bingen. Se trata de un caso típico de “canonización equivalente”. ¿Y qué quiere decir?

En su obra De Servorum Dei beatificatione et de Beatorum canonizatione , Benedicto XIV formuló la doctrina sobre la canonización equivalente; se da cuando el Papa extiende preceptivamente a toda la Iglesia el culto de un siervo de Dios que no ha sido canonizado todavía, a través de la inserción de su fiesta, con misa y oficio, en el Calendario de la Iglesia universal.

En este acto pontificio —escribe Fabijan Veraja en su libro “Las causas de canonización de los santos” (Libreria Editrice Vaticana, 1992)— Benedicto XIV explica las condiciones de la verdadera canonización, es decir, de una sentencia definitiva del Papa sobre santidad del siervo de Dios.

Esta sentencia, sin embargo, no se expresa con la fórmula habitual de canonización, sino mediante un decreto que obliga a toda la Iglesia a venerar a este siervo de Dios con el culto reservado a los santos canonizados. Muchos ejemplos de esta forma de canonización se remontan al pontificado de Benedicto XIV; por ejemplo, los santos Romualdo (canonizado 439 años después de su muerte), Norberto, Bruno, Pedro Nolasco, Ramón Nonato, Juan de Mata, Félix de Valois, la reina Margarita de Escocia, el rey Esteban I de Hungría, el rey Wenceslao I de Bohemia y el Papa Gregorio VII.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

21 de Noviembre de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS