Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

¿Qué es lo que ha cambiado?
Que ahora está vestido de blanco

· El día del cumpleaños del Papa, el director general de la emisora argentina Canal 21 relata su amistad con Bergoglio ·

«Ya no es sólo nuestro, es de todos, pero la cercanía se ha hecho aún mayor, a pesar de los miles de kilómetros que nos separan». Habla Julio Rimoldi, director general de Canal 21, la emisora de la diócesis de Buenos Aires, mientras relata su amistad con «el padre Jorge» en un encuentro con nuestro director y con quien escribe en la sede de L’Osservatore Romano.

"Ésta es mi tercera visita —explica Rimoldi—, la primera vez vine para mi cumpleaños, el 25 de junio pasado, luego pasé más de un mes entre Madrid y Roma y tuvieron lugar otros encuentros en septiembre. Ahora estoy aquí por su cumpleaños. En junio estaba en Italia por motivos de trabajo —tenía que hacer acuerdos con el Centro Televisivo Vaticano, y hablar con el padre Federico Lombardi y con el Consejo pontificio para las comunicaciones sociales— pero en realidad tenía también una razón del corazón: tenía grandes ganas de ver a Bergoglio Papa. En Buenos Aires para mi cumpleaños teníamos la costumbre de festejar comiendo una porción de torta o almorzando juntos. Nos conocimos en 1992, y de 2004 en adelante —desde el inicio del Canal 21, la televisión de la arquidiócesis de Buenos Aires— nos veíamos casi todos los días. La tv era un proyecto importante para él, reconocía la importancia del medio televisivo como un válido instrumento de evangelización, pero la cuestión le preocupaba mucho porque algunas experiencias anteriores en Argentina no habían sido positivas y una emisora tiene un coste alto a nivel económico.

Este episodio dice mucho acerca de cómo es Francisco. Es un hombre de gran discernimiento: deja las grandes decisiones en las manos del Señor. Recuerdo que me dijo: vamos a presentar el proyecto a la Conferencia episcopal. Si lo aprueban, es el signo que el Señor me da para comenzar a realizarlo, por ahora confiemos todo a san José. Tal vez en su corazón esperaba que no lo aprobasen —era un momento del año difícil y una situación particularmente delicada— pero la respuesta fue positiva e iniciamos. Desde entonces nuestra amistad se hizo más estrecha. Es imposible trabajar con él y no ser influenciados por su personalidad; es un padre, alguien que se preocupa por quien está a su lado".

"En televisión —continúa Rimoldi— salían al aire sus mensajes de saludo para Navidad y Pascua, y nada más. El único programa en el que había aceptado participar era «Biblia, diálogo vigente», junto al rabino Abraham Skorka y al biblista protestante Marcelo Figueroa: treinta y dos encuentros, porque el trigésimo tercero quedó pendiente; «lo haré cuando regrese a casa» me había dicho antes de partir para el cónclave. Pensándolo ahora, «Biblia, diálogo vigente» es el único programa en el mundo con la presencia en estudio de un futuro sucesor de Pedro, donde emerge claramente el pensamiento de Bergoglio sobre diversos temas. Ahora nos llaman la tv del Papa. Somos conscientes de habernos convertido en un punto de referencia importante, también a nivel educativo: por ello organizamos cursos gratuitos de técnica video y crítica cinematográfica. Otra cosa importante sobre nuestra emisora: el vicedirector de Canal 21 es una mujer. Bergoglio no es misógino. En junio sabía que volvía a ver a un amigo, y no pensaba sorprenderme por ello, pero casi desfallezco de la emoción. Y a pesar de todo es aún como cuando estábamos en el mismo edificio, cuando bajaba del décimo al segundo piso para saludarlo, incluso si ahora nos separan miles de kilómetros. Cuando me recibió en Santa Marta, la primera vez, miré a mi alrededor y le dije: «Este lugar no es adecuado para vos: hay un televisor». «Está, pero no lo miro» me responde. «¿Entonces por qué está en tu habitación?». «Lo tengo para acordarme de ustedes». Antes se vestía de negro, ahora de blanco; pero no ha cambiado. Es más, algo ha cambiado seguramente: es más feliz que antes. Tiene la sonrisa que tenía en Buenos Aires, pero aún más luminosa y segura. En Argentina hay un spot muy lindo, no irreverente, verdaderamente muy bien hecho, que anuncia el mundial de Brasil de 2014 usando como figura al Papa Francisco. El canal televisivo deportivo TyC Sports hizo un mix de imágenes y sonidos tomados de algunos partidos de la selección argentina y de la visita a Río de Janeiro, el pasado 22 de julio, con ocasión de la Jornada mundial de la juventud. El video termina con una broma: «Si un argentino hizo esto en Brasil, imaginate 23».

Silvia Guidi

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

18 de Junio de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS