Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

​Presión de Trump sobre Asad

· Anunciadas sanciones contra el Gobierno sirio mientras no se excluye la hipótesis de un nuevo ataque ·

No se atenúa la presión de Washington sobre Siria. La administración Trump está preparada para aprobar nuevas sanciones contra el gobierno del presidente Asad y no excluye, si es necesario, una nueva intervención misilística. «Los Estados Unidos aprobarán en breve nuevas sanciones contra Siria» dijo ayer el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. «El futuro dependerá de la reacción de Damasco» añadió el Secretario de Estado, Rex Tillerson. El anuncio ha llegado al final de una jornada muy larga, marcada sobre todo por las reacciones ante la intervención en Siria, con el lanzamiento de 59 misiles desde dos cazabombarderos en el mediterráneo. Los misiles han golpeado la base aérea de Shayrat, desde donde el martes pasado fue lanzado –según la reconstrucción del Pentágono– el ataque químico que ha asesinado a más de ochenta personas (al menos 28 niños, algunos de pocos meses, dice UNICEF).

El Kremlin ha condenado netamente la decisión de Trump. Según el gobierno ruso, los sirios estaban desarrollando una normal operación antiterrorista y han golpeado un depósito en el cual se encontraban armas químicas pertenecientes a las células del llamado Estado Islámico (IS). De aquí la nube tóxica que ha causado la masacre.

En la mesa de Trump, existe también una posible nueva acción militar. «Nuestra acción ha sido muy medida y estamos preparados para hacer más, pero esperemos que no sea necesario» ha dicho el embajador estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, en el Consejo de Seguridad. «Los Estados Unidos no permanecerán con los brazos cruzados mientras se usan armas químicas». Ayer desde el pentágono ha llegado el anuncio que sus expertos están investigando sobre la posible presencia de hombres rusos en la base siria en el momento del inicio del ataque a Khan Sheikhoun. No sólo: bajo la lente también está el bombardeo contra un hospital que se estaba curando a los heridos en Khan Sheikhoun. Según fuentes de Washington, podría haber sido dirigido para destruir pruebas de lo que lo sirios acababan de hacer. Mientras tanto, ayer dos cazas sirios habrían despegado de la base aérea destruida casi por completo por los misiles y habrían efectuado ataques aéreos con objetivos en las cercanías de Palmira.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

1 de Mayo de 2017

Próximos eventos

NOTICIAS RELACIONADAS