Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Por una paz estable y duradera

· Videomensaje del Pontífice en la vigilia del viaje a Colombia ·

«Una paz estable, duradera, para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos». Lo desea Francisco en el videomensaje dirigido al pueblo de Colombia en la vigilia de la partida al país latinoamericano, donde se dirige desde el 6 de septiembre en el vigésimo viaje internacional del pontificado. El vuelo despega entorno a las 11 desde el aeropuerto romano de Fiumicino, directo a Bogotá, la primera de las cuatro ciudades meta de la visita. La llegada está prevista a las 16.30 locales — cuando en Italia serán las 23.30 — a la capital colombiana, donde está prevista la ceremonia de bienvenida en presencia del jefe de Estado y de las autoridades religiosas y civiles.

«Iré — explica Francisco en el videomensaje — como peregrino de esperanza y de paz, para celebrar con ustedes la fe en nuestro Señor y también para aprender de vuestra caridad y vuestra constancia en busca de la paz y la armonía». Después de haber dado las gracias al presidente de la República y a los obispos por la invitación para visitar Colombia, el Papa expresa reconocimiento a «a todos lo que han colaborado y siguen haciéndolo» para que el esperado encuentro «sea una realidad». Citando el lema del viaje «Demos el primer paso», el Pontífice recuerda después que «siempre se necesita dar un primer paso para cualquier actividad y proyecto». Por tanto, se trata de «ser los primeros para amar, para crear puentes, para crear fraternidad». Además «Dar el primer paso nos anima a salir al encuentro del otro y a extender la mano, y darnos el signo de paz». Esa paz «que Colombia busca desde hace mucho tiempo y trabaja para conseguirla». Por otro lado, añade el Pontífice, «la paz nos recuerda que todos somos hijos de un mismo Padre que nos ama y nos consuela ».

Finalmente, Francisco dice sentirse «honrado de visitar esa tierra rica de historia, de cultura, de fe, de hombres y mujeres que han trabajo con tesón y constancia para que sea un lugar donde reine la armonía y la fraternidad, donde el Evangelio sea conocido y amado, donde decir hermano y hermana no resulte algo extraño sino un verdadero tesoro a proteger y defender». También, prosigue, «el mundo de hoy tiene necesidad de consultores de paz y de diálogo». Y en tal contexto «la Iglesia está llamada a esta tarea, a promover la reconciliación con el Señor y con los hermanos, y también la reconciliación con el medioambiente que es creación de Dios y que estamos explotando de una manera salvaje». De aquí el deseo final de que la visita «sea como un abrazo fraterno» a cada colombiano.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

17 de Septiembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS