Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Por un camino compartido

· Hacia la conclusión de la asamblea extraordinaria del Sínodo ·

A los «desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización», objeto de la reflexión de la asamblea extraordinaria del Sínodo de los obispos, se dedicó el nuntius, el breve mensaje que los padres enviaran a las familias de todo el mundo, y en especial a las familias cristianas, como conclusión de las dos semanas de trabajo. Son palabras de «admiración y gratitud por el testimonio cotidiano» de las familias y sintetizan los temas planteados en la mesa del debate por la asamblea, el análisis de las dificultades que la vida familiar experimenta en la sociedad contemporánea y los posibles campos de acción pastoral para dar, juntos, respuestas concretas y para destacar la belleza que la familia puede anunciar a todo el mundo. El deseo que se expresa es el de un camino compartido, y puesto bajo la protección de la familia de Nazaret, hacia el próximo Sínodo en programa para octubre de 2015.

El texto, leído en el aula por el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente de la comisión encargada de redactarlo, ha sido votado por la mayoría absoluta de los padres sinodales el sábado 18 de octubre por la mañana. En el aula, con la presencia del Papa Francisco, estuvieron en el momento de la votación 183 padres: sobre 174 que expresaron su propio parecer, los “placet” fueron 158.

No todas las numerosas propuestas —explicó el purpurado agradeciendo a los padres sinodales su participación y el espíritu prepositivo demostrados— encontraron plena expresión en el mensaje, caracterizado, por su naturaleza, por la brevedad. Alguna fue posible sólo mencionarla en la temática pero no de forma extendida y con detalles. Las propuestas, aseguró el cardenal Ravasi, encontraron mayor espacio en la redacción más extensa y detallada de la relatio final.

Precisamente la lectura de la relatio abrió los trabajos de la asamblea el sábado 18 por la mañana. Después de la oración de la hora Tercia y la breve meditación del arzobispo coadjutor de HoChiMinh (Vietnam), monseñor Paul Bùi Văn Đoc, sobre el pasaje de la Carta a los Romanos en la que san Pablo afirma: «No me avergüenzo del Evangelio, que es fuerza de Dios para la salvación de todo el que cree» (1, 16), tres relatores se encargaron de dar a conocer el texto que surgió del trabajo de la comisión encargada: en orden hablaron el cardenal Péter Erdő, el arzobispo Bruno Forte y el cardenal Raymundo Damasceno Assis. El documento se entregó a todos los padres sinodales para una lectura personal y exhaustiva y una reflexión que precederá la votación del sábado por la tarde.

La relatio —explicó el secretario general del Sínodo, cardenal Lorenzo Baldisseri— se votará en cada uno de los puntos según el método del placet - non placet. Una vez aprobado, el texto definitivo se entregará al Papa Francisco que decidirá si publicarlo o no.

Anteriormente, siempre con la presencia del Papa, el viernes 17 por la tarde tuvo lugar la decimotercera congregación general. Los 178 padres sinodales que intervinieron escucharon la lectura del borrador del nuntius por parte del cardenal Ravasi. El purpurado presentó también a grandes líneas las características del mensaje. Al término tuvo lugar el debate libre, durante el cual tomaron la palabra 55 padres sinodales indicando variaciones e integraciones para añadir al mensaje.

El cardenal Baldisseri informó también a la asamblea que el Papa Francisco tenía dos regalos para los participantes, que se entregaron el sábado por la mañana: se trata de la medalla oficial del segundo año de pontificado, en la edición especial para el Sínodo de los obispos, que lleva grabado Familia Christiana Ecclesia domestica, y del libro Pablo VI. Una biografía del Pontífice, editado por el Instituto Pablo VI de Brescia con ocasión de la beatificación del Papa Montini. En cada libro está la dedicatoria del Papa Francisco para cada destinatario del regalo.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

16 de Junio de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS