Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Pintar al Papa: Mercedes Fariña

Vive a cuatros calles de la que era la casa del Papa Francisco, y lo retrató en diferentes cuadros. Él, como respuesta, la invitó al Vaticano para que le llevara uno de ellos. ¿Cómo se puede definir el viaje de una persona cualquiera que, de un día al otro, es invitada a una audiencia papal? «Francisco irradia personalmente –explicó Mercedes Fariña a Hernán Firpo– una energía total, y verlo sirve para notar su aura, su luz. Fue una gran emoción estar delante del protagonista de mis cuadros. Creo que es una persona con una fuerza conmovedora y una paz total, auténtica. Experimenté una verdadera comunión espiritual. No soy retratista. Ni siquiera hago retratos de encargo. Solo pinto lo que me agrada. El arte sagrado siempre me agradó. Me fascina el tema de la iconografía religiosa. En mi obra, el misticismo es un tema constante, y el Papa viene de mi ciudad, de mi barrio». El resultado son cuadros «tan realistas, que te llevan a hacerte la señal de la cruz delante de la tela».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

23 de Febrero de 2020

NOTICIAS RELACIONADAS