Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Paz en Congo y Sudán del Sur

· Los obispos de Estados Unidos invitan a participar en la jornada del 23 de febrero ·

Washington, 17. Una invitación a celebrar la jornada de oración y ayuno (23 de febrero) convocada por el Papa Francisco por la República Democrática del Congo y por Sudán del Sur fue dirigida a todos los católicos estadounidenses por el presidente de la Conferencia episcopal y arzobispo de Galveston-Houston, cardenal Daniel N. DiNardo. A la jornada se han unido, entre otros, también Pax Christi International, el World Council of Churches (Wcc) y los líderes anglicanos de Sudán del Sur.

A través de un mensaje difundido en los días pasados, el cardenal DiNardo hace referencia al Papa Francisco cuando en el ángelus del pasado 4 de febrero, reflexionando sobre el sufrimiento causado por los conflictos violentos, recordó que «nuestro Padre celeste escucha siempre a sus hijos que gritan a Él en el dolor y en la angustia». «Por este motivo – subrayó el cardenal DiNardo – dirijo un sentido llamamiento para que nosotros escuchemos este grito y, cada uno de nosotros en la propia conciencia frente a Dios, nos preguntemos: “¿Qué puedo hacer por la paz?”».

El presidente de la Conferencia episcopal estadounidense recuerda por tanto que «el Papa Francisco nos ha exhortado a dedicar una jornada especial de oración y ayuno por la paz el viernes 23 de febrero, con el inicio de la cuaresma, con una atención particular y una preocupación específica por la República Democrática del Congo y por Sudán del Sur. Lamentablemente – añadió el purpurado – el conflicto violento acecha trágicamente ambos países. Sudán del Sur obtuvo su independencia en el 2011 solo para encontrarse víctima de la corrupción y de una sangrienta guerra civil que no parecer detenerse. En la República Democrática del Congo, sin embargo, el gobierno no logra honrar la Constitución, a pesar de los esfuerzos realizados por la Iglesia católica dirigidos a promover con valentía una resolución pacífica del conflicto entre el partido del gobierno y el de la oposición. En ambos países, las familias inocentes sufren». El arzobispo de Galveston-Houston invita por eso a responder «a la llamada del Santo Padre a rezar y ayunar por la paz. Transformamos nuestro ayuno en limosna y apoyemos el trabajo de los servicios de asistencia católicos en ambos países. Que Dios pueda bendecir a Sudán del Sur, la República Democrática del Congo y nuestro mundo con la paz».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

14 de Diciembre de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS