Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Pastoral animosa y llena de amor

· El Papa Francisco abre los trabajos del consistorio extraordinario dedicado a la familia ·

Un trabajo por hacer «con profundidad y sin caer en la casuística» para ayudar a los cónyuges a vivir con alegría el plan de Dios sobre la familia, acompañándoles con «con una pastoral inteligente, animosa y llena de amor». Es la orientación que dio el Papa Francisco en la reflexión del Consistorio extraordinario convocado desde el jueves 20 de febrero, por la mañana, en el aula del Sínodo en el Vaticano. Una cita importante también en vista de las próximas asambleas del Sínodo de los obispos: la extraordinaria que se celebrará en octubre de este año, y la ordinaria en programa para 2015, ambas centradas en el tema de la familia, hoy –se lamentó el Pontífice– «despreciada» y «maltratada».

«Nuestra reflexión –añadió el Papa ante los casi 150 purpurados participantes– tendrá siempre presente la belleza de la familia y del matrimonio, la grandeza de esta realidad humana tan sencilla y a la vez tan rica, constituida por alegrías y esperanzas, de fatigas y sufrimientos, como toda la vida».

A la intervención del Pontífice, precedido por el saludo del cardenal decano Angelo Sodano, le siguió la articulada relación del cardenal Walter Kasper, ofrecida a los participantes en el Consistorio para ayudarles en la reflexión de estos dos días.

La intervención del purpurado se alargó por casi dos horas. El planteamiento de la relación fue coherente con la perspectiva indicada por el Papa, es decir, mirar con realismo a la familia y ver en profundidad en ella la inserción en el plano de Dios. Por lo demás, lo que es bello de la familia lo anuncia el Evangelio, para el bien de las personas y de la humanidad.

La intención de la relación fue la de «tomar un punto de partida positivo y redescubrir y anunciar el Evangelio de la familia en toda su belleza», como refirió el director de la Oficina de prensa de la Santa Sede, padre Lombardi, en un briefing, al término de la mañana. Es necesario tratar de buscar «contribuir con las palabras y los hechos para lograr que las personas encuentren la felicidad en la familia, de tal modo que puedan dar a otras familias el testimonio de su gozo». Esto no significa que se evite afrontar situaciones especiales y difíciles, sobre las cuales, de hecho, –dijo el cardenal– es necesario reflexionar para buscar los modos de conciliar fidelidad a la palabra de Jesús y misericordia.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

20 de Marzo de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS