Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Para una debate abierto y participado

· Presentación de los trabajos del Sínodo de los obispos sobre la familia que inicia el 4 de octubre ·

Ningún miedo al debate y a la confrontación. La próxima Asamblea general ordinaria del Sínodo de los obispos dedicada a la familia —que inicia el domingo 4 de octubre con la misa celebrada por el Papa en la basílica vaticana— se organiza de tal modo que se pueda dar más espacio a la voz de los 270 padres, a quienes acompañarán cerca de noventa entre auditores, expertos, colaboradores y delegados fraternos. Lo dijo el cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo, en la conferencia de prensa que tuvo lugar el viernes 2 de octubre, por la mañana, en la Oficina de prensa de la Santa Sede.

El purpurado puso de relieve la triple oportunidad ofrecida a los participantes para intervenir durante los trabajos: las intervenciones programadas durante las congregaciones generales, el espacio reservado a las intervenciones libres que tienen lugar al término de la jornada y el debate en los círculos menores subdivididos por zona lingüística.

Una de las novedades de esta XIV Asamblea general ordinaria del Sínodo —dedicada al tema «La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo» — es precisamente el número de los círculos menores, que serán trece (uno alemán, cuatro ingleses, tres españoles, dos italianos, tres franceses), o sea cinco más que en la anterior Asamblea ordinaria que tuvo lugar en 2012. Otra novedad es la publicación de las relaciones de los círculos al término de cada semana. Considerando su número y teniendo en cuenta que los trabajos estarán divididos en tres partes —una para cada sección del Instrumentum laboris (dedicadas respectivamente a la escucha de los desafíos sobre la familia, al discernimiento de la vocación familiar y a la misión de la familia hoy)— serán 39 las relaciones que se publicarán.

Al término de los trabajos, se presentará un texto final votado por los padres sinodales. Y precisamente respetando la transparencia, se ha instituido una comisión para la elaboración de la relación final, nombrada por el Papa. La comisión supervisará la elaboración de cada una de las tres partes de la relación, cuyo texto final se presentará en el aula. Al respecto, el cardenal dijo que se «tratará de armonizar las diversas posiciones que emerjan. La comisión de los diez garantizará mayor transparencia». Si habrá modificaciones «se añadirán al texto final que se leerá integralmente. Seguirán las votaciones». Al final de las tres semanas «se llegará a un texto fruto de las reflexiones y de las diversas intervenciones de los padres sinodales». En cada caso no se pondrá ningún obstáculo al debate, como, por lo demás, recordó el purpurado, sucedió también durante los trabajos del Concilio Vaticano II.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

22 de Enero de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS