Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Otro golpe a la Amazonia

· La Corte suprema brasileña La Corte suprema brasiliana elimina algunas tutelas ·

Duro golpe a las organizaciones ambientalistas que luchan por el respeto de la selva amazónica. La Corte suprema de Brasil dio ayer vía libre a importantes cambios de la legislación que protege la selva. La revisión incluye una amnistía para los propietarios terratenientes que han cortado ilegalmente árboles y aumentado las tierras de cultivo. Según las leyes en vigor desde 1965 en Brasil, los propietarios terratenientes debía preservar el territorio, sin cultivarlo, en un porcentaje que variaba del veinte al ochenta por ciento del área en posesión. La Corte suprema, en cambio, ha reducido estos vínculos, reduciendo la cantidad de tierra a preservar a 290.000 kilómetros cuadrados y cancelando además las multas para aquellos que han cortado árboles ilegalmente antes de 2008. los agricultores, de este modo, podrán cultivar la tierra más cercana a las cimas de las colinas y a las riberas de los ríos, que son particularmente vulnerables a la erosión si se talan los árboles.

El potente lobby de los propietarios terratenientes -reporta la BBC- sostiene que las nuevas leyes permitirán un crecimiento continuo de un sector clave en la economía brasileña. Según el procurador general Grace Mendonça los cambios «van en la dirección de un mayor equilibrio entre la tutela del medioambiente y el desarrollo económico». Según los ambientalistas, en cambio, la nueva normativa premiará a aquellos que han deforestado en el pasado e invitará a la deforestación también en el futuro. La política agroalimentaria es demasiado agresiva -dicen los ambientalistas- y está transformando la Amazonia en uno de los principales lugares de cría del mundo, así como una de las áreas de cultivo de soja más grandes, con graves repercusiones en el ecosistema y los pueblos indígenas. Cerca del 65% de la selva amazónica está en Brasil. Según los datos del Instituto nacional de investigaciones brasileño, en el 2015-2016 la deforestación aumentó un 29 por ciento respecto a los doce meses precedentes, la tasa más alta de pérdida de cobertura forestal desde 2008. el último ataque a la selva amazónica se remonta a hacer algunos meses. El gobierno decidió abolir la Reserva Nacional de Cobre e Associados (Renca) en la Amazonia para de abrir el inmenso territorio a la explotación minera.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

19 de Junio de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS