Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Oriente Medio debe convertirse en tierra de paz

· El llamamiento del Papa durante la audiencia a la Comisión para el diálogo teológico entre católicos y ortodoxos ·

«Oriente Medio debe convertirse en una tierra de paz, no puede seguir siendo un campo de batalla». Lo reiteró el Papa Francisco en su discurso a los miembros de la comisión mixta internacional para el diálogo teológico entre la Iglesia Católica y las Iglesias ortodoxas orientales, durante la audiencia celebrada en la mañana del viernes 1 de febrero.

En declaraciones a los representantes religiosos reunidos en la biblioteca privada, el pontífice reconoció que «Muchos de vosotros pertenecéis a las iglesias de Oriente Medio terriblemente probadas por la guerra, la violencia y la persecución». Los pensamientos del Papa se dirigieron a la reunión ecuménica de oración y reflexión celebrada en Bari el 7 de julio del año pasado: una experiencia, dijo, «que, espero, se puede repetir». De ahí la esperanza expresada con las palabras repetidas durante esa reunión: «Que la guerra, hija del poder y la miseria, dé paso a la paz, la hija de la ley y la justicia, y que también nuestros hermanos cristianos sean reconocidos como ciudadanos. plenamente y con igualdad de derechos».

«Quisiera asegurarles a todos los fieles en el Medio Oriente -dijo nuevamente Francisco- mi cercanía, mi pensamiento constante y mi oración para que esas tierras, únicas en el plan salvífico de Dios, después de la larga noche de conflicto puedan entrever el amanecer de la paz ». El Papa también invitó a continuar el camino común, respondiendo a la llamada del Señor que llama «al testimonio coherente de la vida ya la búsqueda sincera de la unidad».

Y en la audiencia a los participantes en el capítulo de Fatebenefratelli, que tuvo lugar el viernes por la mañana, el Pontífice recomendó la «profecía de compasión« que requiere un compromiso genuino «al servicio del mundo herido y enfermo».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

24 de Octubre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS