Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

​Nunca más violencia en Medio oriente

· El enviado del Papa en Jordania ·

Así como Moisés acompañó al pueblo de Israel hasta el umbral de la tierra prometida, que así «las jóvenes generaciones de este amado Oriente Medio puedan ser acompañadas hasta el umbral de una existencia de paz en sus países».

Con esta intensa oración, el Cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales y enviado especial del Papa a Jordania, concluyó la homilía durante la misa celebrada el domingo, 16 de octubre por la tarde, con motivo de la reapertura del santuario sobre el monte Nebo.

En su invocación el purpurado pidió también que los jóvenes de esta área del mundo puedan experimentar lo antes posible «la convivencia pacífica entre las religiones y las culturas, en una competición de recíproca caridad y en la construcción del bien común»; sin deber «nunca más» sucumbir «a la violencia, a la opresión y a la negación de la libertad fundamental para profesar libremente la propia fe».

Durante la misa por la reapertura del santuario – los trabajos comenzaron en 2008 bajo la supervisión del arqueólogo franciscano Michele Piccirillo –el cardenal además bendijo el altar. Estaban presentes, entre otros el arzobispo Alberto Ortega Martín, nuncio apostólico en Jordania e Iraq, y el franciscano Francesco Patton, Custodio de Tierra santa.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

21 de Octubre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS