Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Noche de violencia en la frontera entre Israel y Gaza

· ·El ejército israelí anuncia una posible intervención a gran escala ·

«Estamos más cerca que nunca de una operación a gran escala en la Franja de Gaza. Enviaremos refuerzos al sur». Estas son las palabras pronunciadas por una fuente del ejército israelí al final de una nueva ola de enfrentamientos. «De ser necesario -añadió- los residentes de las comunidades que bordean la Franja serán evacuados. Esta mañana habrá una reunión para decidir sobre los refuerzos y el despliegue del sistema Cúpula de Hierro», es decir, el sistema antimisiles del estado de Israel.

La declaración se produjo después de una noche de violencia en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza. Cerca de 150 cohetes y proyectiles de mortero fueron disparados desde el territorio palestino hacia el sur de Israel, que respondió golpeando a unos 140 lugares de la Franja de Gaza, matando a tres personas, entre ellas una mujer embarazada y su hija. Once heridos en Israel, incluida una mujer que se encuentra en una situación muy grave. Las sirenas de alarma en el sur de Israel se tocaron 125 veces y el sistema antimisil ha interceptado al menos 25 cohetes.

Debido a la escalada, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman se reunieron de emergencia: de acuerdo a la información preliminar, se decidió enviar unidades militares a la frontera sur de la Franja de Gaza y llamar a los reservistas que participan en el sistema de defensa Cúpula de Hierro. Se han tomado medidas adicionales para la población de las áreas alrededor de Gaza. El ejército dijo que en la incursión aérea de represalia se golpeó y destruyó una fábrica para la construcción de túneles, una zona utilizada por el comando naval de Hamas, un depósito de armas y un centro de gestión del grupo en Khan Younis. Esta mañana, al amanecer, un avión israelí atacó a un equipo de lanzamiento de cohetes que «acababa de explotar una bomba hacia Israel», dijo una fuente del ejército.

El nuevo incendio bélico comenzó anoche con los primeros lanzamientos de cohetes desde Gaza hasta el sur de Israel que se intensificaron durante la noche. Hamas lanzó esta nueva ofensiva en respuesta al asesinato de dos de sus hombres por el ejército israelí hace unos días. Según fuentes israelíes, los dos habían disparado contra soldados israelíes, que luego habrían respondido al incendio. La versión de Hamas es diferente, y ha informado de que la milicia «estaba participando en un ejercicio en un campo de entrenamiento».

Ahora el temor es que el nivel del enfrentamiento pueda aumentar cuando el viernes haya las habituales manifestaciones de protesta en la frontera, organizadas por Hamas para recordar la Naqba (catástrofe) del pueblo palestino después del nacimiento de Israel.

El enviado de la ONU en Oriente Próximo, Nickolay Mladenov, dijo que estaba «profundamente preocupado». Después de recordar los esfuerzos conjuntos recientes y aún en curso entre la ONU y Egipto para llegar a un acuerdo, Mladenov pidió a las partes que se detuvieran y restablecieran la calma. «Si la escalada actual no se detiene», las consecuencias podrían ser «devastadoras para todos».

Desde hace algún tiempo, con la mediación de Egipto y la ONU, se han llevado a cabo contactos indirectos entre las partes para llegar a un acuerdo que ponga fin a la crisis que ha estado sucediendo durante meses. Algunos informes que aparecieron en los últimos días en los medios y se atribuyeron a fuentes de Hamas daban por posible un acuerdo a fines de este mes. Ahora todo vuelve a estar en discusión.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

23 de Octubre de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS