Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

No a una sociedad de pocos y para pocos

· En la misa en Ecatepec el llamamiento a no cerrar los ojos ante las injusticias ·

En el primer domingo de Cuaresma, el 14 de febrero, el Papa celebró la misa en Ecatepec, una populosa zona conurbada de la capital mexicana.

En el área campestre del local Centro de estudios superiores, el Pontífice presidió la Eucaristía con la presencia de laicos comprometidos en la Iglesia y de numerosas familias. A continuación una traducción de algunas partes de la homilía de Francisco.

«Hemos optado por Jesús y no por el demonio; queremos seguir sus huellas pero sabemos que no es fácil. Sabemos lo que significa ser seducidos por el dinero, la fama y el poder. Por eso, la Iglesia nos regala este tiempo, nos invita a la conversión con una sola certeza: Él nos está esperando y quiere sanar nuestros corazones de todo lo que degrada, degradándose o degradando a otros. Es el Dios que tiene un nombre: misericordia. Su nombre es nuestra riqueza, su nombre es nuestra fama, su nombre es nuestro poder».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

13 de Noviembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS