Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

No a la indiferencia sobre la crisis ambiental

· ·A los participantes de la COP23 el Pontífice pide reforzar el consenso alcanzado con el Acuerdo de París ·

Renovado llamamiento del Papa a la colaboración para contrarrestar el cambio climático, porque la crisis ambiental afecta a todos. Está contenido en el mensaje enviado al primer ministro de las Islas Fiji, que presidió la vigésimo tercera sesión de la Conferencia de los estados parte de la Convención marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (cop23), celebrada en Bonn, Alemania, del 6 al 17 de noviembre.

«Hace poco menos de dos años —recordó el Pontífice— la comunidad internacional después de un largo y complejo debate alcanzó la adopción del histórico Acuerdo de París», gracias al que se alcanzó un «consenso sobre la necesidad de iniciar una estrategia compartida para contrarrestar» el preocupante fenómeno. Por otro lado, aclaró el Pontífice, la «voluntad de dar continuidad a este consenso ha sido remarcada por la velocidad» con la que el Acuerdo «entró en vigor, menos de un año después de su adopción». bajo o nulo consumo de carbono, animando a la solidaridad y sirviéndose de los fuertes vínculos existentes entre la lucha contra el cambio climático y aquella contra la pobreza». Una transición, añadió el Papa, que debe «ser impulsada por la urgencia climática que exige un mayor empeño por parte de los países, algunos de los cuales deberán intentar asumir el papel de guía de esta transición, teniendo en cuenta las necesidades de las poblaciones más vulnerables».

Al respecto, Francisco indicó «cuatro comportamientos perversos, que no ayudan a la búsqueda honesta y al diálogo sincero y productivo sobre la construcción del futuro del planeta: negación, indiferencia, resignación y confianza en soluciones inadecuadas».

Evidenciando también que ni siquiera «nos podemos limitar a la sola dimensión económica y tecnológica». De hecho, «las soluciones técnicas son necesarias pero no suficientes»; mientras que «es esencial y preciso tener en consideración los aspectos y los impactos éticos y sociales del nuevo paradigma de desarrollo». Por eso, el Papa recomienda «prestar atención a la educación y a los estilos de vida basados en una ecología integral».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

22 de Abril de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS