Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Niños que emigran solos y sor Valdett

Desde 2011 hasta hoy el número de menores que ponen en peligro su vida atravesando solos América Central para llegar a Estados Unidos se ha duplicado cada año. Si al comienzo no llegaban a ser siete mil, se cree que en 2014 serán sesenta mil. Reconociendo esta enésima crisis humanitaria, el Pentágono anunció que acogerá a mil ochocientos niños que llegaron solos a Estados Unidos procedentes de América Central, porque los centros destinados para hacerlo están colapsados. Mientras tanto, las autoridades de Nogales (Arizona) trasladaron a más de mil muchachos de las celdas de las oficinas aduaneras a los locales de la policía de frontera. Después de haber visitado las estructuras situadas en Nogales, rodeadas de alambre de púas, el cónsul honorario de Honduras Tony Banegas –que quiso encontrarse con cada uno de los doscientos treinta y seis niños hondureños presentes allí– declaró: “Viven en un depósito, duermen en contenedores de plástico con una manta térmica como esas de papel de aluminio, y usan servicios higiénicos portátiles”. La Iglesia manifestó a las autoridades que se trata de menores en fuga, no de criminales. En nombre de la Conferencia episcopal de Estados Unidos, monseñor Mark Joseph Seitz, obispo de El Paso, recuerda siempre a los políticos que los menores emprenden su viaje para huir de la violencia: “Estos muchachos, pero hay también niños de 5 años, no dejan sus comunidades para comenzar una aventura, sino para huir de la guerra. Una guerra que sus Gobiernos están perdiendo, porque no logran proteger a su pueblo”. Por su parte, sor Valdett Willeman, de las Misioneras Scalabrinianas y actual directora del Centro de asistencia para los inmigrantes retornados, proporciona números inquietantes: solo en el mes de mayo fueron repatriados vía aérea cien niños, sin contar a los que devolvieron por tierra. Y si solo en esta primera parte de 2014 se cuentan más de tres mil niños repatriados, en los últimos años su número llegó a superar los quince mil.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

17 de Febrero de 2020

NOTICIAS RELACIONADAS