Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Ningún temor si Dios llama

· El Ángelus de Benedicto XVI en la plaza de San Pedro ·

La felicitación a los pueblos del lejano Oriente que festejan el año nuevo lunar

El hombre no es «autor de su propia vocación» sino que «da respuesta a la propuesta divina». Por ello, si Dios llama, «la debilidad humana no debe causar miedo», advierte el Papa invitando a «tener confianza en Su fuerza que actúa precisamente en nuestra pobreza» y a «confiar cada vez más en el poder de su misericordia, que transforma y renueva».

Comentando el pasaje evangélico de la llamada de los primeros discípulos Benedicto XVI recordó a los fieles presentes en el Ángelus del domingo 10 de febrero, en la plaza de San Pedro, que Dios «no mira tanto la calidad de los elegidos, sino su fe». No por casualidad Simón garantiza al Señor que le invita a pescar: «Por tu palabra echaré las redes». Una experiencia emblemática – según el Pontífice – «de la llamada de todo apóstol del Evangelio, que jamás debe desanimarse al anunciar a Cristo a todos los hombres, hasta los confines del mundo».

Al final de la oración mariana, antes de saludar en diferentes idiomas a los diversos grupos presentes, el Papa dirigió su felicitación a los pueblos del lejano Oriente que han festejado el año nuevo lunar. Recordó también la Jornada mundial del enfermo, celebrada el día siguiente en el santuario mariano de Altötting, en Baviera.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

20 de Marzo de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS