Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Los jóvenes y la confesión

· Entrevista con el regente de la Penitenciaria apostólica ·

Cuando se habla de jóvenes la reflexión está a menudo concentrada sobre algunos aspectos que se refieren a su vida dentro de la Iglesia y de la sociedad contemporánea. Pero es necesario también tomar en consideración lo que sucede en su mundo más íntimo, el que implica directamente a la relación con Dios. Parte de esta premisa el congreso organizado por la Penitenciaría apostólica sobre el tema: «Confesión, jóvenes, fe y discernimiento vocacional», que se celebró el Roma el 26 y 27 de abril. Habla en esta entrevista al Osservatore Romano, el regente del dicasterio, monseñor Krzysztof Nykiel.

¿Por qué un congreso sobre jóvenes?

El Papa Francisco, cuando eligió el tema para la próxima Asamblea general del Sínodo de los obispos, expresó el deseo de que la Iglesia muestre con renovado vigor su preocupación en relación con los jóvenes. Como madre y maestra, la Iglesia está llamada a acompañar a los jóvenes en su camino existencial para que, a través de un proceso de discernimiento, puedan descubrir su proyecto de vida abriéndose al encuentro con Dios y el prójimo. Acogiendo la invitación del Pontífice, la Penitenciaría apostólica desea proporcionar la propia contribución a la reflexión eclesial, volviendo a llamar el rol central del sacramento de la reconciliación en el desarrollo de la fe y en el discernimiento espiritual de los jóvenes cristianos.

¿Qué temas serán tratados?

Algunos relatores delinearán el contexto socio-cultural dentro del que vive hoy la fe un joven cristiano: a qué tentaciones está llamado a resistir; qué dificultades afrontar, en el plano espiritual pero a menudo también sobre el material; qué desafíos conlleva acoger en la propia vida a Jesús y anunciarlo al mundo. Otras intervenciones intentarán proponer, en el plano pastoral, ideas e indicaciones útiles para que la Iglesia encuentre formas de comunicación creíbles para hablar de Jesús hoy. Particularmente importante nos ha parecido, al respecto, dejar la palabra a dos testigos que han vivido en primera persona una experiencia fuerte de Dios y que recorrerán su camino de conversión y de vida cristiana dando luz en particular a la importancia del sacramento de la reconciliación.

Por tanto, ¿el sacramento de la reconciliación tiene un rol decisivo en la vida espiritual y en el proceso de discernimiento de los jóvenes?

Por supuesto. Un joven que es movido por el Espíritu Santo y se acerca al confesionario, reconoce sobre todo no bastarse a sí mismo y pide como consecuencia la ayuda de la gracia de Cristo para cancelar el propio pecado y sostenerlo en el futuro. Además se ejercita cada vez más en el examen de conciencia, que le sirve para abrirse a la verdad y a una relación profunda con Dios. Sabemos bien lo fundamental que es una práctica asidua del examen de conciencia para madurar la conciencia de sí mismos y por eso es indispensable para un correcto discernimiento y para ver el diseño de Dios en la propia vida.

¿Qué actitudes debe tener un confesor cuando un joven se acerca al confesionario?

El Pontífice ha indicado repetidamente en su magisterio las cualidades de un buen confesor. Pienso por ejemplo en las indicaciones en la carta apostólica Misericordia et misera y en las palabras pronunciadas el pasado 6 de marzo en la audiencia a la Penitenciaría apostólica, centradas en la atenciones que hay que tener en la escucha de las confesiones de los jóvenes.

De Nicola Gori

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

22 de Septiembre de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS